Cómo comprar casa sin morir en el intento
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cómo comprar casa sin morir en el intento

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mis Finanzas

Cómo comprar casa sin morir en el intento

bullet

16/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Margarita Jasso
 
 
El deseo por comprar una casa puede llevarte a tomar una mala decisión o caer en promociones engañosas. Acá te decimos qué tomar en cuenta antes de iniciar esta aventura.

Utiliza simuladores
 
En Internet existen más de 10 simuladores de crédito hipotecario, que pretenden facilitar el acceso a financiamientos hipotecarios, a través de una comparación entre los productos de diferentes bancos.
 
Estos son algunos de fácil acceso son:Simulador de crédito hipotecario de la Condusef Calculadora de créditos hipotecarios del Banco de México El portal hipos.com 
 
 
Hipos.com nació en 2012 para acercar a los usuarios a las ofertas de créditos hipotecarios de los diferentes bancos y también para dar un servicio de asesoría, que lleva paso a paso a una persona a comprar su casa, explica Ramón Estrada Torres Cano, director general del portal.
 
El portal busca perfilar al cliente con las ofertas de 7 bancos que tienen productos hipotecarios: BBVA Bancomer, Banorte, Afirme, Inbursa, Scotiabank, Santander y HSBC.
 
“Usualmente lo que siempre pregunta la gente es, para qué me alcanza; ahí es donde nos interesa asesorarlos”, dice Estrada.
 
Otra misión de Hipos es promover los créditos hipotecarios de los bancos a través de agentes llamados ‘brokers’.
 
En el país, la participación de los brokers va en aumento. Tan sólo en Santander, 30% de los créditos hipotecarios colocados en el 2011 fue a través de estos agentes, mientras que de enero a noviembre de 2012 esta cifra ya subió a 34%, según cifras del banco.
 
Por ejemplo, Javier que tiene 35 años y un salario de 10,000 pesos al mes, que labora como profesionista independiente y que no tiene derecho a un crédito del Infonavit, detectó con el simulador de hipos.com, que puede tener acceso a 8 opciones de financiamiento con tasas entre el 9 y 12%, y pagos mensuales de entre 2,500 y 4,000 pesos.
 

Ojo a la publicidad engañosa
 

El 14 de agosto de 2012, el banco Santander lanzó una campaña publicitaria para promocionar su nuevo producto Hipoteca Inteligente. El anuncio indicaba que la tasa de interés del producto era 9%. Tras hacer un análisis de casi 3 meses, la Condusef solicitó al banco suspender su anuncio porque incumplía con las “sanas prácticas en el ofrecimiento de productos”, al esconder que la tasa de interés real del producto era del 12%.
 
Y aunque la Condusef pidió que el anuncio se retirara –le dio 15 días para hacerlo o de lo contrario, debía pagar una multa de 1 millón 247,000 pesos--, éste estuvo expuesto al público casi 2 meses, provocando que muchos se ilusionaran con la idea.
 
Para evitar que te sorprendan este tipo de engaños, toma en cuenta estos 9 consejos:
 
1.- Corrobora lo ofrecido en la publicidad con el contenido del contrato.
2.- No te dejes llevar únicamente por lo que señala la publicidad, busca mayor información en el área de atención a usuarios o en Internet.
3.- En caso de una promoción, verifica la vigencia.
4.- Lee muy bien la “letra chiquita” de la publicidad escrita.
5.- Si la publicidad indica que “aplican restricciones”, investiga cuáles son.
6.- No te quedes con dudas, pregunta en el área de atención a usuarios todo lo que no entiendas.
7.- En caso de que no te cumplan lo ofrecido en la publicidad, acude ante la Condusef o ante la Comisión Supervisora correspondiente.
8.- En caso de que se indique que hay costos y gastos adicionales, verifica cuáles son.
9.-Aunque la publicidad contenga sólo los conceptos básicos del producto o servicio, tiene que contener los datos de atención al público o bien la dirección de la página de Internet para ampliar la información. Si no los tiene, desconfía: quizás no es una institución seria.
 

 
 
 

El lado oscuro de la banca
 

Desde hace 2 años, la Condusef alertó a los usuarios por fallas en la calidad de información que ofrecen los bancos al promover sus productos. A pesar de sanciones, advertencias y recomendaciones, la lucha por mantener la transparencia continúa.
 
En 2010, la Condusef aplicó más de 1,000 sanciones por 30 millones de pesos a entidades financieras que de algún modo incumplieron con las sanas prácticas de publicidad a través de engaños.
 
Desde ese año, el organismo inauguró el ´calificador de información de productos financieros´, el cual pretende evaluar la calidad de la publicidad e información que dan los bancos a los usuarios en sus diferentes productos.
 
Para 2012, la cifra de sanciones llegó a 2,947 con un monto de 69.1 millones de pesos, donde más del 50% de las multas se debieron al incumplimiento de la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, informó Luis Pazos, presidente de la Condusef.
 
En el 2010 la primera evaluación de la Condusef reveló que 11 entidades financieras reprobaron con una calificación menor a 6 en una escala de 1 al 10. De las entidades reprobadas, había 2 bancos: Banco del Bajío y Banco Amigo.
 
Para 2012, sólo el banco Bansí obtuvo una calificación reprobatoria, mientras que el promedio de las 14 instituciones bancarias evaluadas que ofrecen este producto fue de 8.8, siendo Banorte el que obtuvo la calificación más alta, al sacar 10.
 
Las calificaciones de la Condusef se publican cada año y ayudan a que las entidades intensifiquen sus acciones de transparencia, explica Pablo Galván, director de la carrera de Dirección Financiera del ITAM.
 
“Los bancos dan opacidad y no son claros cuando generan los cobros o cuando calculan los intereses. Los reguladores tienen la obligación de promover que los bancos no escondan la información”, dice Galván.