Mis Finanzas

¿Para qué sirve la constancia de situación fiscal?

Patrones y empresas están pidiendo este documento para actualizar los datos de sus empleados y clientes, para emitir los comprobantes fiscales correctamente.

La Constancia de Situación Fiscal es un documento que emite el SAT donde tiene registrados los datos principales del contribuyente, como su nombre, RFC, cédula fiscal, CURP, el régimen fiscal en que está inscrito, su domicilio fiscal registrado con código postal, su teléfono y correo electrónico, entre otros datos.

Este documento lo están pidiendo las empresas y negocios para actualizar los datos de sus trabajadores y clientes, ya que a partir de julio deben emitir los recibos de nómina y facturas con la nueva versión del software del SAT 4.0.

Edilberto Castro, especialista en impuestos, explica que la versión 4.0 exigirá que los nuevos Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) contengan los datos del régimen fiscal bajo el cual está inscrito el contribuyente y su código postal, y la razón por la que las empresas y negocios están pidiendo la Constancia de Situación Fiscal es que quieren asegurarse de tener los datos correctos, de lo contrario tendrán problemas.

Evita problemas

Una dificultad que tendrían las empresas estriba en que si no empatan los datos que les da el empleado con los que tiene el SAT, no podrían emitir el recibo de nómina y no podrían acreditar contra impuestos lo que le pagan al trabajador.

Pero también el empleado tendría problemas ya que al no poder expedirle su recibo, es muy probable que la empresa le retenga el sueldo, agregó Edilberto.

Miguel Ángel Tavares, socio de impuestos y servicios legales de Business Tax Consulting, advierte de otros problemas que podrían tener las empresas: “en casos graves, por poner datos erróneos en las facturas fiscales la multa puede ir de 17 mil hasta 97 mil pesos”. Esta sanción podría aplicarse si expiden comprobantes fiscales digitales por Internet asentando la clave del RFC de una persona distinta a la que adquiere el bien, detalla.

En tanto, las multas por cada comprobante fiscal digital por Internet (CFDI) que se emita de forma incorrecta y no cuente con los complementos que determine el SAT van de 400 a 600 pesos.

Por esta razón, los negocios están pidiendo cada vez más la constancia de situación fiscal y ahora con mucho mayor rigor porque se tienen que asegurar que los datos que señala el contribuyente correspondan a su constancia y eso de alguna manera obliga al contribuyente a exigírselo a los clientes, añadió Miguel Ángel.

El SAT señala que la Constancia de Situación Fiscal, se puede obtener de forma fácil por Internet en este link https://www.sat.gob.mx/aplicacion/53027/genera-tu-constancia-de-situacion-fiscal

Para conseguir dicha Constancia únicamente se requiere el RFC y la Contraseña.