Mercados

Tasa real de Udibonos registra su mayor avance desde 2016 por presiones sobre la inflación

En los Cetes, la emisión a 28 días aumentó, la de 91 días bajó y los papeles de 6 y 12 meses, sin cambios en sus tasas.

En la segunda subasta primaria de valores gubernamentales del año, los inversionistas trasladaron las presiones de la inflación sobre los rendimientos de los valores de largo plazo, lo que impulsó tanto el rendimiento de los Udibonos a registrar su mayor aumento desde noviembre de 2016.

De acuerdo con los resultados publicados por Banco de México (Banxico), esta semana la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 700 días registraron un alza de 96 puntos base frente a su nivel registrado 4 semanas antes para quedar en 3.20 por ciento anual.

Este es el mayor avance para la tasa real de los Udibonos a plazo equivalente de 3 años desde el registrado en la subasta del 15 de noviembre de 2016, cuando registró un aumento de 98 puntos base y quedó, también, en 3.20 por ciento.

Otro de los instrumentos que registró un avance importante fue el rendimiento de los Bonos a tasa fija (Bonos M) de 20 años, que en esta semana registraron un alza de 23 puntos base frente a su tasa de seis semanas antes, para quedar en 8.19 por ciento anual, su mayor rendimiento desde febrero de 2019 cuando alcanzó una tasa de 8.60 por ciento.

El nivel alcanzado por los Bonos M con vigencia de 7 mil 609 días fue impulsado por la tendencia alcista que mostraron las tasas de largo plazo tanto en EU en las últimas 6 semanas, en donde el rendimiento de los Bonos del Tesoro a 10 años cerraron el pasado lunes en 1.80 por ciento anual, su nivel más alto desde enero de 2020.

En lo que respecta a los Certificados de la Tesorería (Cetes), el dato de inflación poco influyó en los resultados de esta semana, al observar mínimos cambios frente a sus rendimientos registrados una semana antes.

El rendimiento a 28 días de los Cetes extendió una semana más su movimiento alcista, al reportar un aumento de sólo un punto base para quedar en 5.52 por ciento anual, alcanzando un nuevo máximo desde la primera semana de mayo de 2020.

Por su parte, la única baja se registró en los Cetes de 91 días que en esta semana registraron una reducción en su rendimiento de sólo un punto base y quedaron en 5.97 por ciento anual. Esta fue su primera reducción de las últimas cuatro subastas.

En lo que respecta a los Cetes de 182 y 364 días, sus rendimientos se mantuvieron sin cambio en 6.40 y 7.03 por ciento, respectivamente.

La estabilidad en el rendimiento de los Cetes se presentó esta semana, pese a que en las operaciones del mercado de dinero, la curva de rendimientos de los cuatro plazos de los Cetes registraron un aumento de 10 puntos base.

Sin embargo, la tendencia de los Cetes estará sujeta a las expectativas de un nuevo aumento de la tasa objetivo de Banxico de 50 puntos base para su primera reunión de política monetaria a realizarse el próximo 10 de febrero.

De acuerdo con una nota de análisis de Casa de Bolsa Banorte, las tasas de los Cetes subastados esta semana “reflejará niveles de emisión consistentes con un mercado que incorpora un escenario restrictivo para Banxico con un alza de 50 pb (puntos base) en la decisión de febrero”.

Pero, en la primera encuesta de expectativas de 2022 realizada por Citibanamex, las opiniones están divididas, ya que si bien el 43 por ciento de los 28 participantes consultados anticipa un aumento de 50 puntos base para febrero, el 50 por ciento se inclina por un ajuste más moderado de 25 puntos base para la primera reunión de política monetaria del año.

Finalmente, la sobretasa de los Bonos de Desarrollo indexados a la TIIE a un día (Bondes F) se mantuvieron sin cambios en 7 puntos base para los papeles a 357 días, 14 puntos base para la emisión de 721 días y de 17 puntos base para los instrumentos documentados a mil 85 días.

El pasado lunes la TIIE a un día se fijó en 5.51 por ciento y registró un aumento de 3 puntos base frente a su nivel fijado 7 días antes.