Mercados

Rendimiento de valores gubernamentales a la baja a la expectativa del dato de la inflación

El rendimiento de los Cetes ya descontó un posible aumento de la tasas de Banxico para la siguiente semana.

El rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) registró movimientos mixtos ante la expectativa de que la inflación continúe reduciendo sus presiones, aunque difícilmente se espera que se regrese pronto al intervalo de la inflación objetivo de Banco de México (Banxico).

De acuerdo con información publicada por el banco central, la única alza se registró en los Cetes de 91 días que este martes aumentó 2 puntos base frente a su nivel de la semana anterior, para quedar en 4.84 por ciento anual su mayor nivel desde la última subasta de junio de 2020, cuando registró un nivel de 4.88 por ciento.

Por el lado de la bajas, fue la emisión de los Cetes a plazo equivalente a un año la que registró la mayor reducción de la jornada, al reportar una reducción de 6 puntos base en comparación con su nivel previo, para quedar en 5.48 por ciento.

En tanto que en el plazo a 28 días se fijó este martes en 4.33 por ciento luego de una reducción de 2 puntos base, mientras que en la emisión de Cetes a seis meses redujo su rendimiento en un punto base, al asignarse a un rendimiento de 5.10 por ciento anual.

Las bajas se extendieron a las emisiones de largo plazo, en donde la emisión de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) de 5 años reportaron una reducción de 5 puntos base frente a su nivel de cuatro semanas antes para quedar en 6.46 por ciento.

También la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) interrumpieron su recuperación al reportar un descenso en su tasa real de 12 puntos base y quedar en 2.72 por ciento.

En lo que respecta a los Bonos de Desarrollo a tasa variable (Bondes D) de 5 años, su sobretasa se mantuvo en 21 puntos base por arriba del rendimiento de los Cetes a 28 días.

La sensibilidad de las tasas de interés continúa en línea con las expectativas de que la inflación continuará elevada, aunque los pronósticos anticipan que las presiones en los precios al consumidor sean menores a las observadas en junio.

De acuerdo con las expectativas de Citibanamex, se anticipa que en julio se registré una inflación mensual de 0.45 por ciento, nivel por debajo del 0.53 que se registró en el sexto mes del año.

En términos anuales, se estima que los precios al consumidor bajen de 5.88 por ciento en junio a 5.64 en julio.

Sin embargo, pese a que se observen menores presiones en la inflación, la expectativa de los analistas es que se observe un nuevo aumento en la tasa de referencia de Banxico en la próxima reunión de política monetaria del 12 de agosto.

En una nota de análisis de Casa de Bolsa Banorte, considera que “el mercado mantiene una expectativa para Banxico mayormente alineada a nuestro estimado de alzas a la tasa de referencia por 25pb en todas las reuniones restantes en el año, esperamos ligeros cambios en los niveles de los Cetes”, toda vez que los niveles alcanzados por los Certificados ya descuentan un escenario de mayor restricción monetaria en los siguientes meses.

A su vez, Citibanamex considera que “la mesa está lista para un aumento de 25 pb en agosto”, además de otros tres incrementos en lo que resta de 2021 y tres más hacia 2022.

VALORES DE LARGO PLAZO, LOS MÁS DEMANDADOS

En esta semana se observó una mayor preferencia de los inversionistas a las emisiones de largo plazo, destacando los repuntes observados en la demanda presentada en los Bonos M, Udibonos y Bondes D.

El mayor repunte se registró en los Bondes D a plazo equivalente de 5 años, al registrarse posturas de compra por 6 mil 457 millones de pesos, cifra superior en 77.3 por ciento en comparación con lo registrado dos semanas antes.

Por su parte, en los Bonos M con vigencia de mil 673 días reportaron una demanda de 22 mil 275 millones de pesos cifra que registró un repunte de 49.6 por ciento frente a la registrada un mes antes.

Finalmente, en los Udibonos de 10 años se registró una demanda de mil 195 millones de Udis (equivalente a 8 mil 215 millones de pesos), superando en 6.4 por ciento a las solicitudes de compra presentadas en la subasta del pasado 6 de julio.

En lo que respecta a los Cetes, las posturas de compra registradas este martes alcanzaron los 94 mil 449 millones de pesos, cifra 19.4 por ciento por debajo de lo registrado la semana anterior.

Por plazo, los inversiones concentraron su interés en los Cetes de un año, que este martes alcanzó una demanda de 25 mil 476 millones de pesos, esto es, 28.1 por ciento más a su demanda registrada siete días antes.

En tanto que los Cetes de corto y mediano plazo registraron bajas en su demanda.

En la emisión de 28 días se registró una demanda de 14 mil 151 millones de pesos, en tanto que en los papeles de 91 días alcanzó los 29 mil 662 millones, cifras menores en 46.6 y 6.3 por ciento, respectivamente, a las registradas la semana anterior.

Mientras que para la compra de Cetes de seis meses se registró una reducción en su demanda de 35.7 por ciento, para totalizar 25 mil 159 millones de pesos.