Mercados

El peso termina ‘sacándole la semana’ al dólar

Si bien este viernes la moneda nacional terminó depreciándose, en el balance semanal terminó con avances.

Al cierre de la semana, el peso le volvió a arrebatar la semana al dólar, pese a que el billete verde se fortaleció en los mercados internacionales y el rendimiento de los bonos aumentó cuando los inversionistas sopesan una recuperación desigual y los datos de la inflación superaron las estimaciones de los analistas.

De acuerdo con datos del Banco de México, en esta semana el peso se apreció 1.06 por ciento. En el día, la moneda mexicana se depreció 0.57 por ciento, a las 20.20 unidades.

La divisa nacional tocó un mínimo de 20.07 unidades a las 16:22 horas del jueves, y un máximo de 20.21 unidades a las 7:47 horas.


En ventanilla bancaria, el peso se vende en 20.63 unidades por dólar, de acuerdo con Citibanamex.

El índice Bloomberg que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de 10 divisas subió 0.16 por ciento a mil 143 puntos.

El fortalecimiento del dólar ocurrió en las horas posteriores a la publicación en China de la inflación al productor de marzo que se ubicó en una tasa anual de 4.4 por ciento, superando las expectativas del mercado y en su mayor nivel desde julio del 2018.

Debido a que los mayores precios al productor elevan la probabilidad de que se observen presiones inflacionarias en otras partes del mundo, también genera preocupación por lo que podría ocurrir en Estados Unidos, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

Después de que la publicación de la inflación al productor estadounidense fue retrasada, generando incertidumbre y una mayor apreciación del dólar estadounidense frente a sus principales cruces.

Los datos mostraron que la inflación al productor de marzo fue de 1.0 por ciento mensual, después de ubicarse en 0.5 por ciento durante febrero. A tasa anual, la inflación al productor se ubicó en 4.2 por ciento, siendo el séptimo aumento anual consecutivo y registrando su mayor nivel desde septiembre del 2011.

Debido a que ha regresado la preocupación por las probables presiones inflacionarias derivadas de la recuperación económica, los incrementos en los precios de las materias primas en el primer trimestre del año y las posturas monetarias ampliamente acomodaticias de la mayoría de los bancos centrales alrededor del mundo, en el mercado de dinero la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años sube 4.8 puntos base, ubicándose en 1.67 por ciento.

En este escenario el mercado de capitales observó un desempeño mixto, con los principales índices de Europa avanzando en promedio 0.15 por ciento, mientras que en Estados Unidos el sesgo se mantuvo positivo, en camino a su tercera semana de ganancias.

En cuanto a indicadores económicos, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó que el indicador de Actividad Industrial creció 0.4 por ciento durante febrero en términos reales, con lo que se tiene una contracción de 3.1 por ciento a tasa anual. Con esto, el indicador acumula 24 meses consecutivos de contracciones anuales, comenzando en marzo de 2019.