Estilo

Chanel No. 5: La fragancia que nació en un orfanato y continúa siendo icónica a 100 años de su creación

Chanel vivió parte de su infancia en un orfanato; elementos como el olor del jabón amarillo que usaban las niñas del lugar dejaron una impresión en ella. Esta es la historia del icónico No. 5.

Cuando le preguntaron a Marilyn Monroe, “¿Qué te pones para dormir?”, Ella respondió : “Solo unas gotas del No. 5”.

Monroe fue quizás la admiradora más famoso del perfume francés que celebrará su centésimo aniversario este mes. Desde que fue lanzado por Coco Chanel el 5 de mayo de 1921, el Chanel No. 5 ha perdurado en popularidad. De hecho, en 2019, aproximadamente 1.92 millones de mujeres compraron una botella solo en Reino Unido.

Chanel, que ya era una exitosa diseñadora de moda y empresaria, se convirtió en un ícono en un momento en el que las mujeres trabajaban principalmente en tareas agrícolas o domésticas. Se formó como costurera, luego trabajó como dependienta y cantante de café, y en 1910 abrió su sombrerería Chanel Modes en el número 21 de la rue Cambon, en el centro de París.


En 1913, había abierto tiendas en las ciudades turísticas de Deauville y Biarritz, vendiendo sombreros y una línea limitada de prendas.

Habiendo sido criada por monjas en un orfanato, el perfume que creó se inspiró en su limpieza y sencillez.

Ropa de cama limpia y jabón amarillo

Chanel nació bajo el nombre de Gabrielle Bonheur Chanel, el 19 de agosto de 1883 en Saumur, Francia. Después de la muerte de su madre, Chanel fue enviada a la edad de 12 al orfanato de la Abadía de Aubazine en Corrèze.



Según sus biógrafos, el logo de su empresa, su característico color negro, su estilo minimalista y, de hecho, el número cinco (como dice una historia, cruzaría una serie de cinco caminos que conducían a la catedral para la oración diaria) eran todo inspirado por la vida en Aubazine.

Durante el verano de 1920, de vacaciones en la Costa Azul, Chanel se enteró de un perfumista sofisticado llamado Ernest Beaux, que había trabajado para la familia real rusa y vivía cerca en Grasse, el centro de la industria del perfume de Europa.

La ropa de cama limpia y el olor del jabón amarillo que usaban las niñas en el orfanato habían dejado una impresión en Chanel. Ella le pidió a Beaux que creara una fragancia que hiciera que “su portador huela a mujer y no a rosa”.

Al igual que la fragancia, el frasco de perfume de Chanel era tan sencillo y minimalista “como un frasco de laboratorio”. Desde la década de 1920, solo se ha modificado ocho veces.

Hasta la primera mitad del siglo XX, las casas de moda no se dedicaban a crear perfumes, pero el lanzamiento de Chanel No. 5 inspiró a muchos. La English House of Worth lanzó Dans La Nuit en 1922. En Francia, Jeanne Lanvin lanzó My Sin en 1925 y Jean Patou lanzó Joy en 1930.

Hoy en día, alta costura y fragancias son casi sinónimos, y marcas como Yves Saint Laurent, Karl Lagerfeld, Guy Laroche, Pierre Cardin y Paco Rabanne fabrican perfumes.

Icónico No. 5

Una marca icónica tiene cinco elementos clave: es aspiracional, con una fuerte identidad visual y personal, es omnipresente en toda la sociedad y los consumidores sienten una conexión personal con ella. Chanel No. 5 cumple todos estos requisitos.

Estas marcas trascienden las compras simples. El carisma de la marca ha sido descrito como “sofisticado, icónico y mágico“, ofreciendo a los consumidores un toque de magia simplemente por poseer el artículo.


Por supuesto, no es solo el poder de la marca lo que hace que el No. 5 tenga éxito, sino también la fragancia en sí, con aromas florales mezclados sobre lo que se ha descrito como una “base cálida y amaderada”.

¿Alguna vez has experimentado la fragancia de Chanel No. 5 en un centro comercial abarrotado o en una fiesta, e inmediatamente pensaste en alguien que la usó? Los estudios han determinado un vínculo claro entre el olfato y las emociones y los recuerdos.

Para marcas icónicas, como Chanel No. 5, no se trata solo del perfume que se vende: también es la historia, una historia realzada por la cualidad agridulce de la nostalgia en la forma en que nuestros cerebros vinculan el aroma y la memoria.

No.5 y el futuro

El enfoque de Coco Chanel se mantuvo en la moda, dirigiendo Chanel Couture hasta su muerte en 1971. En 1924, había entregado el control de la distribución y producción de todos los cosméticos y fragancias de Chanel a su socio comercial, el capitalista de riesgo Pierre Wertheimer.

Wertheimer lanzó la rama de perfumes de la compañía, Les Parfums Chanel en ese año. Ha creado muchos más aromas, pero ninguno tan duradero o popular como Chanel No. 5.

Chanel y Marilyn Monroe no eran las únicas caras del perfume. Celebridades como Audrey Tautou y Brad Pitt fueron promotores del No. 5. En 2004, la marca gastó 33 millones de dólares en un anuncio de tres minutos protagonizado por Nicole Kidman y dirigido por Baz Luhrmann, lo que equivale aproximadamente a 300 mil frascos de perfume.

Hoy, la compañía que Chanel comenzó como una pequeña tienda de sombreros ocupa el puesto 52 en el mundo en la lista de Forbes de las marcas más valiosas, valorada en 12 mil 800 millones de dólares.

A pesar de todo, el No. 5 ha sobrevivido.

*Puedes leer la nota original dando clic aquí

*Por Gary Mortimer, profesor de marketing y comportamiento del consumidor en la Universidad Tecnológica de Queensland, y Rebekah Russell-Bennett, profesora de marketing social, publicidad y relaciones públicas de la misma institución.

*The Conversation es una fuente independiente y sin fines de lucro de noticias, análisis y comentarios de expertos académicos.