Estados

‘Cuau’ asegura que amenazas en su contra han aumentado tras llegada de la Marina a Morelos

Cuauhtémoc Blanco aseveró que el combate a la delincuencia en Morelos será ‘frontal’ pese a las amenazas que han recibido él y el comisionado de Seguridad.

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, reveló que a raíz de la llegada de elementos de la Secretaría de Marina (Semar) al estado tanto él como el comisionado de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, han recibido más amenazas de parte del crimen organizado, pero reiteró que eso no los obligará a pactar con los delincuentes.

“Siempre hemos sido amenazados el almirante (Ortíz Guarneros) pero siempre seremos frontales, ya les dije que yo no pacto con la delincuencia organizada; es gente que le ha hecho mucho daño al estado, hemos sido amenazados desde que empezó la administración”, expresó el mandatario.

La llegada de la Semar a Morelos el pasado fin de semana tiene como objetivo el combate a la violencia generada por el crimen organizado.

Blanco aseveró que el combate al crimen organizado será frontal y de ser necesario volverá a solicitar el apoyo del Gobierno federal, aunque confió que con los elementos enviados podrá fortalecer su estrategia ante los grupos delincuenciales que se disputan la plaza en el estado. Algo que, dijo, “anteriormente no se hacia, había intocables”.

“Estamos muy agradecidos con el Gobierno federal, con el secretario de la Marina, se habló con él y nos mandó los elementos y lo importante es que la gente vea el apoyo del gobierno federal, se tiene que trabajar”, señaló Cuauhtémoc Blanco Bravo.

El gobernador también refirió que este martes se reunirá con los marinos para informarles cuáles son los puntos de la entidad que urge atender en materia de seguridad.

A principios de enero, se publicó una fotografía, tomada en 2018, donde Blanco aparece posando con tres presuntos líderes de grupos delincuenciales que operan en Morelos, de los cuales dos ya fueron detenidos y falta por capturar al tercero.

“Es normal de la gente que quiere desestabilizar al gobierno. Me he tomado fotos con mucha gente y al final de cuentas no voy a estarles preguntando a qué te dedicas o quién eres (...) y me voy a seguir tomando, así como me tomé 8 mil fotos en una firma de autógrafos (...) yo no soy cualquier gobernador”, respondió.