Estados

El ‘rey’ de las mariposas o el peligro de ser activista ambiental en México

En enero de 2020, Homero Gómez fue encontrado sin vida en el municipio de Ocampo, Michoacán.

Ingeniero agrónomo, activista ambiental reconocido en México y el principal defensor de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca. Estas son solo algunas de las líneas que definen la trayectoria de Homero Gómez González, “el rey de las mariposas”.

El luchador social fue el mayor de nueve hermanos y estudió agronomía en la Universidad Autónoma de Chapingo. Posteriormente entró al negocio maderero de su familia.

Sin embargo, en enero de 2020, Homero Gómez, de 50 años, fue encontrado sin vida en el municipio de Ocampo, Michoacán. Su muerte, se especula, está relacionada con su activismo, pues fungía como principal defensor de santuarios en Michoacán que año con año ‘abrazan’ la llegada de mariposas que migran durante el invierno.


México es una de las naciones que encabezan la “lista negra” de atentados contra personas que defienden al planeta.

En 2020, a nivel mundial 227 personas dedicadas a la protección ambiental murieron como resultado de defender recursos naturales. Esta es la cifra más alta de muertes registrada desde que el Global Witness comenzó a recabar esa cifra en 2012.

Más de la mitad de estos fallecimientos ocurrieron en apenas tres países: Colombia, México y Filipinas. Colombia tuvo por segundo año consecutivo la mayor cantidad de este tipo de muertes, con 65, México tuvo 30 y Filipinas 29.

Michoacán es uno de los estados más violentos, con mil 309 asesinatos en los primeros 10 meses de 2020.

Asimismo, se diferencia por sus rutas de narcotráfico, los bosques explotables de pinos y abetos y el comercio de aguacate de miles de millones de dólares.

¿El cártel del aguacate mató al ‘rey’ de las mariposas?

La producción y comercio de aguacates ha convertido a esta actividad en una de las principales fuentes de violencia en el estado.

Desde 2001 hasta 2018, el consumo anual de aguacates en EU aumentó en 2.5 kilos por persona, hasta llegar a 3.5 kilos. De esos aguacates, el 87 por ciento provino de México, principalmente de Michoacán, cuyo clima la han convertido en la capital mundial del aguacate.

Con un valor de 2 mil 400 millones de dólares al año, la industria paga a los trabajadores hasta 12 veces el salario mínimo y ofrece altos márgenes de ganancia. El dinero atrae a criminales que buscan alternativas más seguras al narcotráfico.

La disputa por el negocio en México es más feroz que en cualquier otro lugar. Gran parte del comercio del aguacate, y la violencia, se produce a unos cientos de kilómetros de las mariposas invernales.

Se dice que cuatro cárteles están peleando por los aguacates en Michoacán, incluido quizás el más violento, el Cártel Jalisco Nueva Generación.


Hoy, el caso de Gómez está estancado.

*Con información de Bloomberg y AP.