Espectáculos

Amber Heard muestra nuevas fotos de su rostro hinchado por supuesto golpe de Depp

Heard declaró que las marcas que se ven en las imágenes las ocasionó Depp cuando le arrojó un teléfono a la cara.

Los miembros del jurado en el juicio por difamación de Johnny Depp contra su exesposa, Amber Heard, vieron el lunes fotos de la actriz con marcas rojas e hinchazón en el rostro tras su última pelea antes de divorciarse, y escucharon testimonios sobre su experiencia cubriendo moretones con maquillaje.

Heard concluyó su testimonio en un tribunal de Virginia en un tercer día que se centró en los últimos meses de su matrimonio con Depp. Los abogados de Depp tenían previsto interrogarla por la tarde.

El juicio está ahora en su quinta semana y el jurado ha visto varias fotos de Heard que pretenden documentar el abuso que dijo haber sufrido durante su relación con el actor.

Sin embargo, varias de las fotos presentadas el lunes no habían sido vistas previamente por el jurado y mostraban enrojecimiento e hinchazón mucho más claramente que las anteriores.

Heard dijo que las marcas se produjeron cuando Depp le arrojó un teléfono a la cara.

La confrontación de mayo de 2016 llevó a Heard a solicitar el divorcio dos días más tarde. Unos días después, obtuvo una orden de alejamiento temporal luego de una audiencia en un juzgado y fue ampliamente fotografiada saliendo del lugar con una clara marca roja en la mejilla derecha.

La pelea final ha sido un punto clave en la continua disputa de la pareja. Depp demandó a Heard en el Tribunal de Circuito del Condado de Fairfax por difamación por un artículo de opinión de diciembre de 2018 publicado por el Washington Post en el que la actriz se describió a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. Los abogados de Depp dicen que lo difamaba pese a que el artículo no lo menciona.


Depp dice que nunca golpeó a Heard y que ella está inventando afirmaciones de que fue abusada. Anteriormente en el juicio, los miembros del jurado escucharon a los agentes de policía que respondieron a la llamada de emergencia durante esa pelea final que dijeron que la cara de Heard estaba roja por el llanto, pero que no vieron lesiones. Los testigos también declararon que no vieron moretones en el rostro de Heard en los días posteriores a la pelea.

Heard, en su testimonio del lunes, dijo que no cooperó con los oficiales que respondieron al penthouse de la pareja y dijo que sus interacciones cara a cara con ellos fueron muy limitadas.

También habló sobre su rutina de maquillaje usando un corrector de color que llamó su “kit de moretones” para cubrir las marcas en su rostro. Dijo que aprendió a lo largo de los años a usar tonos verdes en el primer día de un hematoma para cubrir el enrojecimiento, y cambiar a tonos anaranjados cuando el hematoma se torna azul y morado.

“No voy a caminar por Los Ángeles con moretones en la cara”, dijo.

Heard testificó que no quería exponer públicamente a Depp como un abusador en sus procedimientos judiciales, pero tuvo que ir al juzgado a dar testimonio para obtener la orden de alejamiento, y se sorprendió cuando salió del juzgado rodeada de paparazzi.

“Yo sólo quería cambiar las cerraduras”, dijo sobre por qué fue a la corte para obtener la orden de alejamiento. “Sólo quería dormir bien una noche”.

Durante su testimonio del lunes, Heard también revisó su declaración anterior sobre la primera vez que dice que Depp la agredió físicamente. Y negó enérgicamente una acusación de Depp de que dejó materia fecal humana en la cama de la pareja después de una pelea. Heard dijo que fue el mini Yorkshire terrier de la pareja el que ensució la cama y que el perro tenía un historial de problemas intestinales desde que ingirió accidentalmente marihuana de Depp.

“Absolutamente no”, dijo sobre la supuesta broma con heces. “No creo que eso sea divertido. No sé a qué mujer adulta le parezca. No estaba de humor para bromear”.

Sin embargo, dijo que Depp se obsesionó con la idea de que alguien había defecado en su cama. Heard dijo que eso era lo único de lo que él quería hablar durante esa pelea final el 21 de mayo de 2016, a pesar de que la madre de Depp acababa de morir y la pareja no había hablado en un mes.

La acusación de las heces es una de varias a las que los fanáticos de Depp se han aferrado particularmente en sus críticas a Heard en redes sociales.

Al comienzo de su testimonio del lunes, la actriz se corrigió a sí misma sobre el momento en que dijo que Depp la abofeteó por primera vez, que giró en torno a que ella lo cuestionó sobre uno de sus tatuajes. Inicialmente, Heard dijo que eso sucedió en 2013, pero el lunes dijo que en realidad sucedió en 2012. Dijo que su confusión se debió al hecho de que quería creer que el abuso no había comenzado tan temprano en su relación.

“Me había permitido olvidar que el comienzo también fue violento y caótico”, dijo.

Heard también habló sobre el artículo de opinión en sí, diciendo que los miembros del personal de la American Civil Liberties Union, para quienes ella había comenzado a trabajar como embajadora, escribieron el primer borrador. Dijo que estaba feliz de prestar su voz al debate sobre la violencia doméstica y que no tenía intención de hacer referencia a Depp.

“No se trata de Johnny”, dijo. “El único que pensó que se trataba de Johnny fue Johnny. Se trataba de mí y de mi vida después de Johnny”.

Heard concluyó su testimonio diciendo que las acusaciones que recibe a diario de los seguidores de Depp de que está mintiendo sobre el abuso son una “tortura”.

“Quiero seguir con mi vida”, dijo. “Quiero que Johnny siga adelante. Quiero que me deje en paz”.