Espectáculos

Diego Verdaguer: 50 años de música y su gran amor por México

El cantante argentino, quien dedicó más de 50 años dedicado a la música, falleció en Los Ángeles tras complicaciones derivadas del COVID-19.

El cantante argentino Diego Verdaguer falleció a los 70 años derivado a complicaciones de COVID-19 luego de permanecer dos meses enfermo, con un diagnóstico positivo que le fue comunicado en diciembre. Aunque físicamente ya no está, deja un legado de éxitos en más de cinco décadas de trayectoria en la industria musical.

Quien nacido en Buenos Aires, Argentina comenzó su carrera de la mano de Larry Moreno, con quien formó el dueto Reno y Rino. Cuando tenía solamente 17 años, grabó el tema Lejos del amor, el cual es considerado la primera canción de su carrera. Aunque participó de algunos eventos en su país natal, visitó por primera vez México en 1970 y se enamoró tanto que muchos años vivió en la Ciudad de México.

El motivo fue la realización del II Festival de la Canción Latina, celebrado del 10 al 14 de marzo de 1970, en el Teatro Ferrocarrilero, en donde Verdaguer compitió con José José. De esa presentación se recuerda el papel que hizo el mexicano con su interpretación del tema El Triste, de Roberto Cantoral. Sin embargo, tanto Diego Verdaguer como Sergio Denis representaron a Argentina, en el caso de Miguel Atilio Boccadoro Verdaguer Hernández, su nombre de nacimiento, gracias a Vayamos a Aquel Bar. Ninguno de los dos obtuvo el primer lugar.

La música era lo que a Diego le apasionaba, vocación que descubrió a los cinco años mientras escuchaba en la radio a Los Chalchaleros, un grupo de folclor argentino. Entre sus éxitos más famosos se encuentran canciones como Yo pescador de amor, Yo no lloro por llorar, La ladrona o Volveré, que fue una de las más populares.

México le abrió las puertas con un contrato discográfico con Melody, el cual lo impulsó a continuar expandiendo su canto por diversos escenarios y públicos. Entre los álbumes de esa etapa de su vida se encuentran El Secreto Callado (1979), Estoy Vivo (1981), Coco Loco (1982), Simplemente amor (1984) o Estoy Celoso (1986).

Para 1987 crea su propia compañía discográfica junto a su esposa Amanda Miguel. Con Diam Music sigue editando discos como Sigo vivo (1987), Lágrimas (1991) o Inolvidable (1999). En la década de los noventas fue partícipe del tema que fue dedicado a la segunda visita del Papa Juan Pablo II a México, pues coescribió El rostro del amor. Ya consolidado en la música, Diego dedicó tiempo para producir gran parte de los discos de su pareja con quien procreó a su hija Ana Victoria, quien nació en 1983.

El reconocimiento le llegó en 2009, pues su disco Mexicano hasta las Pampas, en el que trabajó junto al cantautor Joan Sebastian e incursionó en el género ranchero después de un descanso musical, lo llevó a ser nominado en dos categorías de los Grammy Latino: como mejor álbum de música ranchera y como mejor canción regional mexicana por Voy a conquistarte.

En 2014 editó la continuación de Mexicano hasta las Pampas 2, que volvió a formar parte de las ternas del Grammy Latino como álbum de música ranchera y mejor canción regional. Más recientemente probó al grabar clásicos en donde exploraba su amor a los clásicos italianos en Corazón Bambino (2019). Ese mismo año publicó su libro Camino al escenario, que también presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

A principios de 2022, Verdaguer utilizó sus redes sociales para subir un video en el que agradeció un año nuevo. “Hoy, quiero comenzar el día agradeciendo a la vida por permitirme disfrutar de cada una de sus maravillas. Quiero enviar un discurso de energía positiva, a todas las personas que están atravesando una situación difícil. ¡Un abrazo!, escribió.