Empresas

Las compañías regresan a las oficinas...pero en espacios flexibles

IOS Offices, IWG y WeWork tienen entre sus inquilinos a plataformas de fintechs, delivery, edtechs y proptechs.

A dos años de la emergencia sanitaria por el COVID, algunas firmas comenzaron a pedirle a sus colaboradores que regresen a trabajar a las oficinas de manera escalonada, por equipos de trabajo o en horarios y días distintos, lo que ha detonado la demanda de espacios flexibles.

Este año, las 21 marcas que forman parte de la Asociación Mexicana de Coworkings y Espacios Flexibles (Amxco) regresarán a invertir y abrir nuevos espacios, tras dos años de haber suspendido sus expansiones, a fin de atender la demanda de oficinas flexibles.

“La mayoría de las marcas pertenecientes a Amxco sí planea la apertura de nuevas ubicaciones para este año. Algunas tienen planeado un crecimiento de hasta un 30 por ciento de inventario de oficinas en nuevas ubicaciones”, dijo Isaac Carreón, socio fundador de la organización.

Los miembros de la organización que operan alrededor de 110 ubicaciones en el país, señalaron que entre los principales retos que han enfrentado por la pandemia es la reducción de precios hasta en un 40 por ciento y el subarrendamiento de oficinas abandonadas por empresas, sin embargo confían en sostener crecimiento con la demanda de empresas en busca de espacios flexibles.

“Surgió otro perfil de clientes como call centers, outsourcing y PyMES, principalmente, que abandonaron el arrendamiento de sus oficinas tradicionales y optaron por esquemas flexibles. Por otro lado, los que abandonaron nuestros espacios fueron perfiles cuya actividad se vio completamente detenida por la pandemia, como personal de constructoras o ingenieros”, dijo.

Javier García Iza, CEO de IOS Offices, advirtió que la oferta de oficinas flexibles en México crecerá hasta en un 4 por ciento en los próximos tres a cinco años, impulsados por la demanda de empresas que requieren menos espacios y mayor flexibilidad.

El directivo aseguró que las empresas se dieron cuenta que no necesitan tanto espacio para operar, pues muchas de ellas incluso han reducido hasta la mitad sus estaciones de trabajo y oficinas durante la pandemia.


“Veo crecer los espacios flexibles, hoy en México aproximadamente el 2 por ciento de los metros cuadrados de oficinas Triple A son espacio flexible y creemos que el mercado va a cambiar para que al menos un 3 o 4 por ciento se convierta en espacio flexible en los próximos tres a cinco años”, aseguró.

WeWork e IWG, dueña de marcas como Regus y Spaces, también han reportado mayor crecimiento en operaciones con el cambio en la demanda de oficinas flexibles.

“Observamos un tremendo repunte de empresas con base tecnológica que optaron por un modelo flexible con nosotros; las fintechs, empresas de delivery, edutechs y proptechs fueron las más comunes; alrededor de 370 empresas de este giro se unieron a WeWork durante la pandemia y crecieron con nosotros”, dijo Álvaro Villar, director general de WeWork México.

La firma inauguró recientemente una sede en Guadalajara, después de haber detenido sus planes de aperturas de nuevos edificios, y ahora cuenta con un total de 26 inmuebles que dan servicio a más de mil 700 empresas como Mudafy, Viva Aerobus, Spotify, Google y Dropbox.

Álvaro Rocafort, director regional de IWG, destacó que con la pandemia sumaron a más de 2 millones de nuevos usuarios a su red global de oficinas flexibles y confían en que puedan realizar hasta mil aperturas en México y el mundo este año.

“Vimos una creciente demanda mes a mes con empresas de todos los tamaños que adoptaron el modelo de trabajo híbrido”, comentó.