Empresas

Desabasto de semiconductores ‘frena’ la renta de autos en México

Alamo, National Car Rental y Avis tienen problemas para comprar más SUV.

El desabasto mundial de semiconductores y la venta de flotillas el año pasado puso freno al crecimiento de los arrendadores de vehículos como Alamo, AVIS y National Car Rental, que forman parte de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe), que no cuentan con unidades suficientes para atender la creciente demanda de los clientes.

“La demanda por rentar un auto está superando la oferta, nosotros hemos privilegiado al cliente que reserva o prepaga los servicios”, explicó Emilio Hernández, director general de Alamo México.

La AMAVe estimó que el número de operaciones del sector podría aumentar hasta 70 por ciento este año en comparación con el 2020 y 10 por ciento por encima de 2019, previo al COVID-19, sin embargo, esas metas fueron frenadas porque el sector tiene un déficit de 12 por ciento en su flota, en comparación con el año pasado.


“La falta de semiconductores en la industria automotriz limitó la posibilidad de compra de los arrendadores diarios de autos porque no hay oferta de vehículos. En el primer semestre de 2021 se reportó un desflote de 12 por ciento comparado con lo que se tenía a finales de 2020 (…) Se tiene la intención de comprar, pero no se puede”, dijo Liliana Anaya, gerente general de la asociación.

La demanda de autos arrendados comenzó a crecer este año, debido a un mayor deseo de realizar viajes cortos entre ciudades, menor confianza en transportes colectivos y más eventos que se disfrutan desde un automóvil, como los autoconciertos y autocinemas, todo como resultado de la pandemia de COVID-19.

En México, las empresas tenían una flota de 35 mil autos en 2019 para renta diaria, la cual, al considerar las cifras de AMAVe, se redujo a 21 mil unidades, es decir, alrededor de 43 por ciento de los automóviles que tenían se vendieron el año pasado, mientras que este año el déficit de unidades es de entre 8 y 12 por ciento, según datos de rentcars.com y cálculos de El Financiero.

“Ahora el problema más fuerte está en las SUV porque las personas prefieren más este tipo de autos por más espacio y es tendencia global (…) Se sustituye la flota actual con lo que se alcanza a comprar, pero no de manera rápida, tampoco se ha podido aumentar por la escasez de chips”, explicó el director general de Alamo México.

Agregó que, por políticas globales de la empresa y por cuidar la calidad de servicio frente a sus clientes deben cambiar los automóviles después de dos años de uso o si tienen recorridos 80 mil kilómetros.

Alamo reveló que, incluso por esta situación este año tuvieron que reducir su flota otro 17 por ciento, comparado con el cierre de 2020. “Es algo que no detuvimos ni por la pandemia”, dijo Emilio Hernández.

Alberto Gómez, director general de Avis México aseguró que a pesar de que la compañía logró recuperar algo de la flota que vendió en 2020, aún se encuentra 20 por ciento por debajo de las unidades que tenía antes del impacto de la pandemia de SARS-CoV-2.

“Nosotros tuvimos que vender entre 40 y 45 por ciento de la flota para reducir costos y usamos los autos que nos quedaron para otros servicios como entregas de última milla”, dijo Gómez.

Agrego que, aunque este año ya logró comprar algunas unidades, todavía hay un déficit.

“A principios de año tuvimos acceso a varios vehículos, pero todavía estamos 20 por ciento debajo de lo que teníamos en 2019”, explicó.

Prevé ‘acelerar’ crecimiento en la segunda mitad del año

Alberto Gómez, director general de Avis México, consideró que este año será atípico para el sector, por el desabasto de unidades, pero a pesar de eso se espera que sea un año muy bueno comparado con el 2020, aún con la limitante de autos para rentar.

“Porque parte de lo que suele suceder cuando hay una demanda mayor a la oferta es que vamos con una mejor tarifa para nosotros y mejores ingresos por auto rentado”, dijo.

Agregó que la tendencia de los viajeros, principalmente internacionales, de optar por rentar un auto a tomar un transporte compartido o colectivo saliendo de los aeropuertos, es algo que seguirá incluso en las próximas etapas vacacionales.

Por su parte, director general de Alamo México destacó que prevén un crecimiento fuerte en renta de autos fuera de los aeropuertos, por personas que buscan viajar con su familia a sitios cercanos a la ciudad que visitan.

“No podría decirte específicamente si lo usan para algo interno de la ciudad o para viajar, pero si piden autos más amplios y hemos detectado que salen a lugares cercanos, por ejemplo, los que viven en la Ciudad de México rentan para ir a Acapulco, Taxco, Cuernavaca y Querétaro, entre otros”, comentó.

Antonio Tirado, vicepresidente comercial de National Car Rental y Enterprise Rent A Car, apuntó que para aprovechar esta situación recurren a comprar marcas que no son las más demandadas por el cliente, “pero por el mismo desabasto estas alternativas nos han funcionado de una manera favorable”, apuntó.