Empresas

Casi ocho de cada diez vehículos armados en México fueron camionetas

Es el porcentaje más alto en la historia del sector en los primeros 5 meses del año.

En los primeros cinco meses del año, del total de vehículos que se ensamblaron en México, el 75.4 por ciento fueron camionetas –pick ups, SUV y minivans–, el porcentaje más alto para un lapso similar en la historia de la industria automotriz del país.

Entre enero y mayo de 2021 se ensamblaron en el país un millón 3 mil 845 camionetas, un incremento de 65.4 por ciento en comparación con lo registrado en igual periodo del año pasado, y esta cifra apenas es 0.7 por ciento menor a lo que se produjo en 2019, es decir previo a la pandemia, de acuerdo con Información del INEGI.

Esto sucede porque armadoras como Volkswagen, Toyota y Ford, entre otras firmas, apostaron por dedicar sus líneas de ensamble en México a este tipo de unidades ante la alta demanda de camionetas en el mercado de Estados Unidos.

Esta semana Ford anunciará el lanzamiento de su pick up Maverick que se armará en su planta de Hermosillo, Sonora, con lo que se expandirá la importancia de la manufactura de camionetas en el país.

“La venta de autos de pasajeros casi desaparece por la pandemia, donde vemos una recuperación más rápida es sobre camionetas y eso tiene que cambiar a México su forma de ver las cosas”, dijo Guido Vildozo, gerente senior en análisis de venta de autos ligeros en América de la consultora IHS Markit.

Refirió que es importante para los armadores en el país especializarse en este segmento, pues la mayoría de los vehículos en México no compiten en el mundo porque se comercializan primordialmente en Norteamérica.

Entre enero y mayo de 2021 se enviaron a Estados Unidos 704 mil 762 camionetas, lo que representa 80 por ciento del total de vehículos que envió México a ese mercado.

En cifras acumuladas, en los primeros cinco meses de 2021 se armaron en México un millón 331 mil 746 vehículos de todo tipo, un aumento de 38.7 por ciento en comparación con lo reportado en el mismo periodo del año pasado.

Mientras que se exportaron un millón 170 mil 243 vehículos, un incremento de 37 por ciento comparado a lo que se mandó en los primeros cinco meses de 2020.

Cabe destacar que sólo en mayo de 2021 se produjeron en México 241 mil 442 automóviles, 956.1 por ciento superior a lo registrado en igual mes del año pasado, el aumento más importante que reportó la industria en la historia, informó el INEGI.

Este incremento sustancial se debe a que en mayo de 2020 el gobierno continúo aplicando “La jornada nacional de sana distancia” por la pandemia de coronavirus, con la cual cerraron empresas no esenciales para el país en medio de una emergencia sanitaria, entre ellas las armadoras de automóviles.

Fue hasta finales de ese mes que la Secretaría de Salud reconsideró los negocios relevantes para la economía y permitió que el sector automotriz y minería retomaran actividades como esenciales, lo cual hicieron de manera paulatina durante junio.

Por eso también se reportó en mayo de 2021 la exportación de 242 mil 20 autos, un incremento de mil 498.7 por ciento mayor a lo reportado en igual mes de 2020.

Sin embargo, todavía la industria automotriz de México no recupera los niveles previos a la emergencia sanitaria global, pues la producción y exportación de mayo de este año fueron 31.9 y 21.7 por ciento, respectivamente, debajo de lo que habían reportado en igual lapso de 2019, cuando no había pandemia.

LA PRODUCCIÓN DE COMPACTOS, CON 7.2% DE REVERSA

Mientras que sube la producción de camionetas en México, el ensamble de autos compactos y subcompactos sigue cayendo a pesar de la recuperación en el mercado nacional.

En los primeros cinco meses de 2021 se armaron 327 mil 901 autos ligeros, 7.2 por ciento inferior a lo registrado en igual lapso del año pasado, a pesar de que este año si hubo actividad industrial.

Con esta reducción se toca el volumen más bajo desde que tiene registro el INEGI.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que gran parte de esto dependerá del mercado interno, el cual muestra señales de preocupación.

“Los elementos de riesgo continúan presentes para el mercado interno: entre ellos se anotan los efectos de la problemática global que impactó la disponibilidad de semiconductores, así también el incremento que registran los índices de precios tanto el general (5.8 por ciento) como de vehículos (9.14 por ciento) en comparativa anual con datos al corte de la primera quincena de mayo 2021”, explicó.