Economía

A propósito de la inflación... ¿cómo va el consumo en hogares mexicanos?

El gasto de los hogares mexicanos en bienes y servicios de consumo tuvo su mayor caída desde junio del 2021.

El consumo privado en México puso freno a su tendencia positiva en mayo, tras diez meses consecutivos con incrementos, debido a una contracción en el consumo de bienes de origen nacional, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) disminuyó, en términos reales, 0.4 por ciento a tasa mensual, su mayor caída desde junio del 2021, cuando retrocedió 0.88 por ciento mensual.

El Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interno mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, aunque quedan excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos.

Los consumidores mostraron su preferencia por las mercancías nacionales sobre las importadas.

El consumo de bienes importados escaló 0.6 por ciento durante el quinto mes del año, su cuarto mes con alzas.

De manera desagregada, del total de las mercancías importadas, la compra de bienes semiduraderos presentó un crecimiento del 21.5 por ciento, con base en cifras originales; los duraderos avanzaron 21.5 por ciento, y los no duraderos avanzaron 6.7 por ciento.

El consumo de productos nacionales presentó una baja de 0.7 por ciento a tasa mensual durante mayo. Lo anterior representó su primera caída tras diez meses con pérdidas.

En el interior, la demanda de bienes nacionales cayó 1.1 por ciento respecto al mes anterior.

Para el caso de la demanda de servicios, ésta subió 0.1 por ciento a tasa mensual, su menor variación desde agosto del año pasado.

En su comparación anual, el consumo privado en el mercado tuvo un descenso de 6.3 por ciento en mayo, con cifras desestacionalizadas.

Confianza del consumidor en Mexico se desploma

Aunado al consumo privado, la confianza del consumidor en México presentó una disminución en julio del 2022, su tercer registró consecutivo con bajas y su peor caída en poco más de dos años.

De acuerdo con datos del Inegi, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) cayó 1.66 unidades respecto al mes anterior, su mayor retroceso desde abril del 2020, cuando retrocedió 10.26 unidades.

La disminución se debe principalmente a la percepción económica negativa del país en el futuro y el alza en los precios en los próximos meses.

También lee: