Economía

Capitalización de la BMV acumula caída de 950 mil mdp

El valor de capitalización de la Bolsa mexicana se ha visto impactado por los temores de una política monetaria global más restrictiva.

El valor de capitalización del principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumula una caída de casi un billón de pesos desde su máximo histórico del primero de abril de este año a la fecha, impactado por las caídas en los mercados accionarios a nivel mundial, ante una mayor aversión al riesgo generada por los crecientes temores de una política monetaria global más restrictiva, principalmente en Estados Unidos.

El valor de mercado de las 35 emisoras que integran el S&P/BMV IPC disminuyó en el periodo 11.8 por ciento, equivalente a 949 mil 328 millones de pesos, unos 47 mil 141 millones de dólares.

Enrique Mendoza, director de análisis fundamental de Actinver, apuntó que la situación de incertidumbre en los mercados no es solo cuestión de México, ya que los bancos centrales han estado obligados a aumentar las tasas y un retiro de estímulos, por lo que los inversionistas han estado en cautela, a la espera de indicadores económicos que den más certeza.

“Los bancos centrales están haciendo todo lo que necesitan para que se dé una salida ordenada (de los estímulos), ahorita lo que hemos visto es que los inversionistas tratan de ser conservadores por si hay largos periodos de volatilidad, los volúmenes de operación son muy bajos y la gente aunque vea las oportunidades de inversión por cuestiones de valuación, no están participando tan activamente como lo harían en otro momento”, añadió.

Las principales emisoras que ha resentido la caída desde el último máximo histórico son los de mayor capitalización bursátil, ya que Grupo México ha perdido 203 mil 266 millones de pesos; le siguen Walmart de México con 148 mil 597 millones; América Móvil, con 148 mil 273 millones; Grupo Financiero Banorte, con 50 mil 633 millones y Grupo Financiero Inbursa, con 49 mil 883 millones de pesos.

“Ahora se materializan los temores que teníamos los inversionistas desde inicios de año, que es una postura de la Reserva Federal restrictiva, el alza de 50 puntos base de alguna manera viene a confirmar esa situación y para las próximas reuniones se espera que los incrementos en la tasa de referencia sean también de la misma magnitud”, señaló Jacobo Rodríguez, director de análisis económico de BWC.

Añadió que hay otros factores que han afectado en el pesimismo de los mercados, como el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, una desaceleración económica en China, pero principalmente es la Fed y todo lo que tiene que ver con la inflación, que se han extendido más de lo que se estimaba.


Solo dos emisoras elevaron su capitalización; Liverpool, con 7 mil 257 millones de pesos y José Cuervo, con 3 mil 663 millones de pesos.

A la expectativa de la Fed

Gerardo Copca, director de análisis de MetAnálisis, explicó que se ha generado una elevada incertidumbre ante el hecho de que viene un cambio en la política monetaria de Estados Unidos; “la medida de subir apenas las tasas de interés son medidas retrasadas, son medidas que generan todavía más incertidumbre, ya que la inflación está en 8.54 por ciento y ya se considera que no es es transitoria”, dijo.

Consideró que hacia delante el gran temor es que tendrá que acelerar el alza de tasa de interés, aún y cuando Powell dijo que en las próximas dos reuniones los ajustes serán de medio punto.

Mendoza agregó que todavía en este mes se podrá ver aún volatilidad, pero los niveles de valuación de los mercados permiten ser “cautelosamente optimistas” para la segunda mitad del año.

Pérdidas billonarias en Nueva York

En cuanto a los índices de Nueva York, uno de los más afectados por la incertidumbre fue el Nasdaq Composite, ya que desde su máximo nivel del 19 de noviembre del 2021 a la fecha han disminuido 26.9 por ciento, lo que se traduce en una disminución en su market cap de 8.5 billones de dólares.

El Dow Jones ha perdido una capitalización bursátil de 1.7 billones de dólares desde el 4 de enero de este año (último máximo histórico), mientras que en el Standard & Poor’s 500 (S&P 500) disminuyó 7.9 billones de dólares, desde el 3 de enero del 2022.

“El sector (tecnológico) sigue bajo presión en medio del aumento de los rendimientos de los bonos, las preocupaciones por una desaceleración económica y el ajuste de la Reserva Federal”, indicaron analistas de Bloomberg.