Economía

Tendencia en comercio digital es irreversible: Visa

Durante la pandemia, los consumidores probaron la eficiencia de los pagos digitales, lo cual no cambiará cuando termine el COVID-19.

La transformación digital se incrementó de manera acelerada durante estos dos años, donde la pandemia fue el principal catalizador para que se impulsara el uso de nuevas tecnologías tanto en negocios como entre los usuarios, tendencia que ya no se detendrá, aseguró Luz Adriana Ramírez, directora general de Visa en México.

En el marco de la 85 Convención Bancaria, Ramírez reconoció que se ha tenido un cambio importante en el mundo financiero en materia de uso de nuevas tecnologías, aunque todavía se requiere un mayor cambio en todos los términos de soluciones, seguridad e infraestructura per se.

“Vimos mucha innovación en ese sentido, sí fue acelerada por la pandemia, pero ahora estamos en una fase diferente, yo no podría decir que ya salimos de la pandemia, pero es una fase diferente donde la mayoría de los comercios ya se encuentran abiertos, estos canales en línea o estos canales mixtos comienzan a ser capitalizados por estos comercios para ofrecer sus productos y servicios a sus clientes”.

En estos dos años han seguido de cerca las preferencias del consumidor en el uso de las tecnologías e innovaciones y los pagos digitales; el último estudio realizado hace seis meses mostró que el 65 por ciento de los consumidores mencionaron haber comprado en comercios en línea y el 80 por ciento lo seguirá haciendo de forma regular, por lo que afirmó la directiva que el comercio electrónico llegó para quedarse como uno de los canales de mayor preferencia para los consumidores por su conveniencia, agilidad y seguridad.

“Las tecnologías emergentes también han llegado fuertemente en este periodo. Tenemos datos en estas mismas encuestas de que el 57 por ciento de los consumidores hoy prefieren los pagos sin contacto; el 58 por ciento prefieren las billeteras digitales en el punto de compra, en el comercio físico; el 45 por ciento de las billeteras en el comercio en línea y por supuesto otras tecnologías como la biometría, como es ahora el Internet de las cosas, todo esto también se ha disparado, así que vemos una transformación digital importante, creciente y obviamente hacia la conveniencia del consumidor tras la pandemia”.

Los clientes ya sean de bancos o Fintech están encaminados a usar canales y productos digitales para sus compras, pero las empresas de tecnología financiera son quienes están más enfocadas en dar servicios y productos fuera de los canales tradicionales, reconoció.

Las Fintech “están prácticamente ofreciendo la experiencia de abrir una cuenta de manera digital, tener una cuenta virtual que puedes usar ya desde tu billetera por primera vez, acompañado posteriormente de una tarjeta física, estas Fintech y estos nuevos jugadores del ecosistema también están apoyando esta aceleración y esta preferencia de los consumidores por esas opciones digitales”.

Ciberseguridad, el gran reto

Para Ramírez Chávez, si bien conforme se tiene una mayor innovación digital, lo que apareja un mayor avance de las transacciones, también ha traído retos a la industria, porque reconoció siempre hay estafadores o “hackers” que buscan sacar provecho de este crecimiento y de estos nuevos canales.

“Ha pasado mucho el fraude del mundo físico al mundo digital y es un gran reto para la industria en general. Para Visa, la seguridad es inherente a nuestro ADN, estamos continuamente trabajando en los pilares de protección para el sistema porque sabemos que solamente los canales que generan confianza a los consumidores pueden ser los que tengan un mayor desarrollo; básicamente nosotros lo vemos en cuatro sentidos, el primero es la protección de la información, realmente proteger el número de cuenta, los datos personales; el segundo maximizar los datos disponibles, lo que llamamos la huella digital y ésta también se aprovecha con inteligencia artificial; el tercero, la evaluación de los datos, la tokenización; y el cuarto y muy relevante, el empoderamiento a todos los jugadores del ecosistema, comercios y el propio consumidor que hoy se ve empoderado pudiendo prender y apagar sus tarjetas, y detectar cuando hay un movimiento inusual”.

Para ello, la inteligencia artificial es clave en todo este proceso, que se utiliza en diferentes soluciones que Visa tiene en el mercado, enfocados en proteger a sus clientes, pues una de las ventajas de que haya crecido más el uso del comercio digital, por ejemplo, es que tiene muchas más huellas y formas de rastrear.

“Hay mucha más información que permiten desarrollar estas soluciones de vanguardia para prevenir y proteger delante de lo que son los defraudadores y poder proteger el comercio digital, reitero, sabiendo que es la confianza la única que permite a los consumidores crecer su hábito de compra en este tipo de canales”, aseguró.

También lee: