Economía

Incertidumbre regulatoria ‘asusta’ a inversiones en energías renovables en México

El Gobierno actual solo considera invertir en generación con combustibles fósiles, criticó el Consejo Global de Energía Eólica.

La incertidumbre regulatoria y la ralentización de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) provocaron que hubiera una disminución de la inversión en energías renovables en México, lo que provocó que el progreso hacia la transición energética avanzara a paso lento en los últimos años, señaló el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés).

Uno de estos ejemplos es la energía que proviene del viento. Actualmente el país cuenta con 6.5 GW de energía eólica operativa.

En 2018, antes de que iniciara la administración del presidente López Obrador, se pronosticaba un incremento de 16 GW de energía para 2024, sin embargo, actualmente esta cantidad se revisó a la baja a 9 GW.

“El Gobierno actual solo considera invertir en generación con combustibles fósiles y energía hidroeléctrica”, indicó el consejo.

Las autoridades mexicanas se comprometieron a invertir al menos 9 mil millones de dólares en energía, sin embargo, 8 mil millones de dólares están destinadas a combustibles fósiles y solo 935 millones de dólares para energías limpias.

La organización internacional estima que si México retoma la recuperación verde y vuelve a confiar en las energías renovables, el país podría duplicar sus metas de reducción de emisiones, entre otras oportunidades.

“Esto podría ser transformador, generando cerca de 250 mil nuevos empleos y agregando 3 mil 500 millones de dólares en valor bruto a la economía durante la vida útil de los parques eólicos”, indicó.

El GWEC prevé que mediante la recuperación verde se podría instalar 4.34 GW de capacidad eólica entre 2022 y 2026.

“A partir de 2026, se podrían producir 14,800 GWh de energía eólica, lo que significaría abastecer de energía limpia a ocho millones de hogares o cargar anualmente a 4 millones de vehículos eléctricos”, indicó la organización.

Además, se evitarían 181 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono durante la vida útil de los parques eólicos, lo que se traduciría en evitar la emisión de 39 millones de automóviles, 72 millones de vuelos CDMX. Glasgow y plantar y mantener 16 millones de árboles por 10 años.

Ben Backwell, CEO de GWEC, exhortó a las economías emergentes para que actúen colectivamente en la aceleración de la energía renovable para impulsar el crecimiento.

“Los compromisos de políticas, la inversión en la expansión de la red y la infraestructura de transmisión, así como la simplificación de los esquemas de permisos para proyectos de energía renovable son las recomendaciones comunes (para países como México). Discutir estas recomendaciones de manera proactiva, en coordinación con la industria de la energía eólica y otras partes interesadas relevantes, puede respaldar el despliegue acelerado de la energía eólica y una recuperación verde en las economías emergentes”, apuntó.