Economía

Fabricantes chinos de autos eléctricos en México, el plan de Jesús Seade

Funcionarios de la embajada mantienen conversaciones con inversionistas para concretar entradas de capital.

La embajada mexicana en China está endulzando los ojos y oídos de empresas de electromovilidad para que traigan su capital al país.

El embajador de México en China, Jesús Seade Kuri adelantó que la manufactura de autos eléctricos es una de las dos industrias a las que su oficina le está apostando para convertirla en una abundante fuente de inversión china para México.

Funcionarios de la embajada ya están conversando con inversionistas chinos en el sector con miras a concretar entradas de capital, comentó el embajador sin especificar nombres de las empresas que han mostrado interés.


“Con cuatro de ellos, de los más importantes, estamos ya en un diálogo muy estrecho, ayudándoles a examinar ya opciones concretas, a hacer contactos en posibles localizaciones donde invertir, a hacer contacto con gubernaturas, tratando de atraerlos a México”, dijo Seade Kuri este jueves durante la ceremonia de clausura del Foro China-México.

Los autos eléctricos se perfilan como el futuro de la movilidad. El mercado apenas se encuentra en su infancia y está dominado por empresas estadounidenses, europeas y japonesas, pero China lleva paso firme con marcas como Nio, Li Auto y XPeng. Además, Tesla, del multimillonario Elon Musk, ha tenido varios acercamientos con el gobierno chino para instalar su manufactura en el país.

México ya es un nodo importante en la manufactura de coches tradicionales, y se espera que, con la transición hacia la electromovilidad, transforme sus plantas de producción. Ford ensambla su SUV eléctrica en una planta de Cuautitlán (Estado de México), y General Motors armará coches eléctricos en una fábrica de Ramos Arizpe (Coahuila). Esta semana, la estadounidense Resources Link EV anunció una inversión de 265 millones de dólares (mdd) para la manufactura de camiones y minivans eléctricas en Puebla.



Además de vehículos eléctricos, el embajador Seade señaló que se está trabajando para traer a las grandes cadenas hoteleras chinas a los principales destinos turísticos de México.

“Contar en México con ese tipo de hotelería sería un factor muy importante en empezar a ponernos mejor y más claramente en el mapa para ese tipo de visitas”, dijo.

Exportemos más y mejor

Jesús Seade reiteró que la embajada espera cifras récord de flujos comerciales entre México y China una vez que los datos totales de 2021 estén disponibles.

Todo apunta a que la cifra superará los 100 mil mdd de intercambio comercial entre China y México, dijo, además indicó que existe un “enorme desbalance” entre lo que se compra y lo que se vende.

“Subrayamos el enorme desbalance comercial que esta cifra agregada encierra, y por lo tanto la necesidad de exportar más y exportar mejor, con mayor valor agregado”, comentó.

El valor del comercio exterior entre China y México ascendió a 98 mil 963 mdd durante el peroodo enero-noviembre de 2021, según datos del Banco de México (Banxico), número que ya supera el récord alcanzado en 2018 (90 mil 939). Las importaciones provenientes de China alcanzaron los 90 mil 555 mdd a noviembre, mientras que las exportaciones ascendieron a 8 mil 407 mdd, dejando un déficit de 82 mil 148 mdd para México.

Seade señaló que hace falta impulsar las exportaciones manufactureras. Más del 80 por ciento de las ventas mexicanas al exterior son productos manufacturados, pero estos representan menos de la mitad de lo que se envía a China.

“Debemos buscar una mayor exportación a China de productos manufactureros [...] Las manufacturas ofrecen un gran futuro que apenas hemos comenzado a explotar”, declaró el embajador.