Economía

¡Lo que nos faltaba! Fed ve riesgos económicos e inflacionarios por variante ómicron

Una mayor preocupación por el virus podría ralentizar el progreso en el mercado laboral e intensificará las interrupciones de la cadena de suministro, señaló Jerome Powell.

Durante su comparecencia ante el Comité de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos, en el Senado de los Estados Unidos en Washington D.C, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que hay riesgos a la baja para el empleo, la actividad económica y la inflación por el aumento de casos de COVID-19 y la aparición de la variante ómicron.

“El reciente aumento de los casos de COVID-19 y la aparición de la variante ómicron plantean riesgos a la baja para el empleo y la actividad económica y una mayor incertidumbre para la inflación. Una mayor preocupación por el virus podría reducir la disposición de las personas a trabajar en persona, lo que ralentizará el progreso en el mercado laboral e intensificará las interrupciones de la cadena de suministro”, indicó Powell.

Por otro lado, agregó que la economía estadounidense ha dado señales de fortalecimiento, pese a los casos de la variable Delta que ha limitado el crecimiento del gasto en los hogares y empresas, intensificó los problemas de interrupción en la cadena de suministro e impidió que en algunos casos las personas volvieran a sus centros de trabajo.


“Al igual que ocurre con la actividad económica en general, las condiciones del mercado laboral han seguido mejorando. La variante Delta contribuyó a un crecimiento laboral más lento este verano, ya que factores relacionados con la pandemia, como las necesidades de cuidado y los temores del virus, mantuvieron a algunas personas fuera de la fuerza laboral a pesar de la fuerte demanda de trabajadores”, añadió.

Respecto a la presión inflacionaria mencionó que esperan que baje significativamente el próximo año a medida que disminuyan los desequilibrios en la oferta y demanda relacionados con la pandemia han contribuido a notables aumentos de precios en algunos productos y servicios.

“Es difícil predecir la persistencia y los efectos de las restricciones de la oferta, pero ahora parece que los factores que empujan la inflación al alza perdurarán hasta bien entrado el próximo año”, dijo.