Economía

BofA presume amplia liquidez, pero firmas en México no se animan a pedir créditos

Emilio Romano, director de BofA para México, dijo que las líneas que tienen abiertas para el país superan los 6 mil millones de dólares.

Bank of America (BofA) encara en México la misma encrucijada que sufren los bancos globales: dispone de un exceso de liquidez, pero pocas empresas grandes solicitan créditos.

Emilio Romano, director de BofA para México, expresó que las líneas que tienen abiertas para México superan los 6 mil millones de dólares, “tenemos una liquidez que no está limitada, sin embargo, las empresas no están tomando el financiamiento”.

“Si se incrementaran las tasas de inversión privada estaríamos viendo mucho más demanda de crédito, por eso es tan importante que en México nos mantengamos con certidumbre, con confianza, con claridad en las reglas”, enfatizó.


“Sí, la demanda de créditos no ha estado efectivamente a los niveles que hubiéramos esperado, creo que esto se debe a que los mercados no son lineales, son erráticos; de la misma forma en que se descomponen en pedazos se van componiendo a pedacitos”, abundó.

Precisó que actualmente las empresas están devolviendo líneas de crédito, haciendo inversiones que habían pospuesto por la pandemia, el reemplazo de capital, de maquinaria, de inversión en crecimiento que habían pospuesto.

En la medida en que se vaya absorbiendo el exceso de liquidez y que se vayan estabilizando las reglas vemos que habrá una demanda creciente de créditos de las empresas mexicanas, recalcó.

Romano es optimista acerca del futuro de la economía mexicana, al destacar que el crecimiento proyectado del PIB de entre 5 y 6 por ciento se está revisando al alza y se descarta que las nuevas cepas del virus vayan a descarrilar el crecimiento, puesto que las vacunas están funcionando.


“Tenemos la gran suerte en México de estar cerca de EU ya que tiene la moneda más fuerte y liquida a nivel global, y tiene la facultad de expandir su política monetaria; en esta crisis inyectó 30 por ciento de su PIB en dinero nuevo 10 trillones de dólares han inyectado 10 veces el valor de la economía mexicana, la cual vale un trillón de dólares”, recalcó.

Si Estados Unidos logra inyectar el 30 por ciento del PIB sin generar inflación de largo plazo y si en el mediano plazo se estabilizan presiones inflacionarias viviremos un círculo virtuoso de crecimiento en la economía norteamericana y mundial.

México tendría el mejor de los mundos en la parte externa porque tenemos el T-MEC renovado y operando, mientras que Estados Unidos se estaría rebalanceando con China.

En la parte macro, México dispone de indicadores muy buenos comparados con otros países en desarrollo, un nivel de deuda de 50 por ciento del PIB compara muy bien con los niveles de Brasil y Turquía, incluso con Japón que tiene una deuda superior al 200 por ciento de su PIB y Estados Unidos superior al 100 por ciento.

La deuda no se incrementó prácticamente durante la pandemia, cuando en otros países sí se elevó; las calificadoras están observando que la deuda de México se mantuvo en niveles muy atractivos.