Economía

FMI pide al G-20 tomar ‘medidas urgentes’ ante empeoramiento de recuperación económica

El organismo señaló que una mejor distribución de las vacunas COVID salvaría a más de medio millón de personas en los próximos seis meses.

En anticipación a la reunión del G-20 en Venecia, Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), pide a los gobiernos de los países más desarrollados del mundo tomar medidas urgentes para abordar un empeoramiento de la recuperación económica de “dos vías”.

“El mundo se enfrenta a una recuperación de dos vías que empeora, impulsada por diferencias dramáticas en la disponibilidad de vacunas, las tasas de infección y la capacidad de brindar apoyo político. Es un momento crítico que requiere una acción urgente por parte del G20 y los responsables políticos de todo el mundo”, expuso en un artículo publicado en el blog del organismo internacional.

La velocidad de la distribución de vacunas es fundamental para acortar las diferencias en la recuperación. Estimados del FMI indican que un acceso más rápido para las poblaciones de alto riesgo podría potencialmente salvar más de medio millón de vidas solo en los próximos seis meses.

Para esa rápida implementación y una recuperación acelerada, el equipo técnico del FMI esbozó un plan de 50 mil millones de dólares que podría generar billones de dólares más.

“Sería la mejor inversión pública de nuestras vidas y un cambio de juego global “, apuntó.

La divergencia en la velocidad de la recuperación trae consigo peligros. Las bajas tasas de vacunación significan que las naciones más pobres están más expuestas al virus y sus variantes.

“Las poblaciones no vacunadas en cualquier lugar aumentan el riesgo de que surjan variantes aún más letales, lo que socava el progreso en todas partes e inflige más daño a la economía mundial”, alertó.

Asimismo, la reducción de los recursos fiscales hará que sea aún más difícil para las naciones más pobres impulsar las vacunas y apoyar sus economías. Esto dejará a millones de personas desprotegidas y expuestas al aumento de la pobreza, la falta de vivienda y el hambre.

“El apoyo del G-20 y otras economías marcará la diferencia al respaldar el objetivo de vacunación de al menos el 40 por ciento de la población en todos los países para fines de 2021, y al menos el 60 por ciento para la primera mitad de 2022”, apuntó.