Economía

Impulsa la construcción a industria; creció 2.5% en febrero

El sector constructor fue el principal motor del crecimiento de la actividad industrial en México durante el segundo mes de este año, y fue impulsada por el buen desempeño en edificación.

La industria de la construcción creció 2.5 por ciento a tasa mensual en el segundo mes del año, y esta fue su mayor alza desde octubre del 2020, con base en datos del INEGI. Además, fue su mejor cifra para febrero desde 2015.

Sin embargo, en su comparación anual la construcción aún presenta rezagos al registrar un descenso de 5.3 por ciento, y suma 25 meses en terreno negativo.

Los avances en la construcción y la minería compensaron las caídas en las manufacturas y en los servicios de electricidad, gas y agua, y permitió un avance mensual de 0.4 por ciento en la actividad industrial.

La construcción fue impulsada por un alza de 3.6 por ciento en el segmento de la edificación, mientras que las obras de ingeniería civil cayeron 0.5 por ciento y los trabajos especializados para la construcción retrocedieron 0.4 por ciento.

Marcos Arias, analista de Monex, indicó que el dato más destacado fue el aumento en la edificación, que tradicionalmente representa el 15 por ciento del total del sector secundario y casi el 65 por ciento de toda la construcción. No obstante, este segmento sigue siendo de los más afectados por la pandemia.

“La perspectiva en el sector de la construcción es que mantendrá una recuperación a lo largo del año, pero particularmente va a tener un beneficio estadístico, al ser uno de los sectores más golpeados en la pandemia; en términos anuales hay registros de un rezago importante, entonces es natural ver una expansión en términos mensuales”, señaló Carlos Hernández, analista senior de Masari Casa de Bolsa.

“Fue una sorpresa positiva porque esperamos todavía datos muy negativos debido a que en la primera mitad del mes tuvimos semáforos rojos y en la otra mitad afectó la interrupción de suministros de gas y energía eléctrica. Además, la base comparativa es relativamente baja con la de febrero del año pasado”, señaló Ernesto O’Farril, presidente de Grupo Bursamétrica.

Prevé que la construcción “continúe cierta inercia de gasto, pero no prevemos un repunte significativo. Las obras que están trabajando tienen insignia del gobierno federal y algunos proyectos que estaban detenidos comenzaron su actividad, no vemos un incentivo significativo para que haya un crecimiento fuerte”.

Miguel González, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas (CEFI) de la UNAM, señaló que ha iniciado una recuperación la inversión bruta fija que se está adaptando a las medidas sanitarias.

“No hay que olvidar los efectos de la reactivación de la construcción de carreteras que estuvo detenida durante todo el año pasado, así como la refinería de Dos Bocas y la aceleración en la construcción del aeropuerto”, dijo.


Mejora panorama

El Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) avanzó 0.4 por ciento a tasa mensual durante febrero, y este fue su mayor avance en tres meses.

La minería creció 2.3 por ciento y en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas se reportó una caída de 3.8 por ciento, mientras que la industria manufacturera cayó 2.1 por ciento, y ligó dos meses con retrocesos.

“Esperábamos que el sector industrial fuera un pequeño lastre para la economía durante el primer trimestre en su conjunto, pero ahora eso parece poco probable”, indicó en un reporte Nikhil Sanghani, economista para América Latina de Capital Economics.

Indicó que asumiendo que la producción manufacturera revirtió sus pérdidas de en marzo, se estima que la producción industrial agregue alrededor de 0.3 puntos porcentuales al PIB del primer trimestre, en la serie ajustada por estacionalidad.