Culturas

Corpus Christi o Día de las Mulas: ¿Cuál es su origen y cómo se celebra?

Corpus Christi, que en latín significa ‘cuerpo de Cristo’, es una fiesta para celebrar la presencia de Cristo en la eucaristía, que tuvo lugar el Jueves Santo, durante la última cena.

¡Hoy es Día de las Mulas, felicidades! en infinidad de ocasiones hemos escuchado esto como en broma en la celebración de Corpus Christi. Sin embargo, tiene un significado más profundo para la iglesia Católica, ya que es en honor al cuerpo y sangre de Jesucristo, que se conmemora dos meses después de la Semana Santa.

Corpus Christi, que en latín significa ‘cuerpo de Cristo’, es una fiesta para celebrar la presencia de Cristo en la eucaristía, que tuvo lugar el Jueves Santo, durante la última cena, cuando Jesucristo convirtió el pan y el vino en su cuerpo y sangre, e invitó a los apóstoles a comulgar con él.

Por esta razón, este jueves 16 de junio se conmemora el Día Corpus Christi, de los Manueles y de las Mulitas. Pero ¿cuál es el origen de la celebración? ¿De qué manera se festeja y por qué día de as mulas? Te contamos.

¿Cuál es el origen de la celebración de Corpus Christi?

El origen de la celebración se remonta a la Edad Media, específicamente en el año 1208. El hecho ocurrió gracias a una religiosa conocida como santa Juliana o Juana de Mont, perteneciente a la Abadía de Cornillón, en Bélgica, quien por el profundo amor que profesaba a la Sagrada Eucaristía, y al no haber ninguna festividad que solemnizara el hecho, la religioso quiso iniciarla.

La religiosa fue secundada por el vicario de la Catedral de Lieja, Jacobo Pantaleón, quien el 8 de septiembre de 1246, al ser elevado al solio pontificio con el nombre de Urbano IV, inauguró esta festividad. En 1316, el papa Juan XXII decretó la procesión de Corpus y su octava y el oficio divino fue redactado por Santo Tomás de Aquino.

¿Por qué el Día de las Mulas?

En México, la festividad se celebra el Jueves de Corpus Christi, con un carácter muy singular, ya que conjunta el sincretismo religioso con la tradición. El origen se remonta a la llegada de los misioneros a tierras mexicanas, en el siglo XVI.

Durante aquellos años, la celebración de Corpus Christi se acostumbraba que el virrey y la aristocracia lucieran sus mejores galas y monturas. Los hombres humildes estrenaban calzón de manta y sombrero, mientras las mujeres lucían blusa bordada, cabello trenzado y collares con cuentas de vidrio. Los niños y niñas se visten con mantas y huaraches para ir a la celebración.

La historia cuenta que quienes llegaban de lejos traían burros o mulas cargados con huacales, con las ofrendas del diezmo y los alimentos necesarios para el viaje. La presencia de estos burritos hizo que los habitantes de la ciudad llamaran a la fiesta de Corpus como el ‘Día de las Mulas.

Hoy en día el festejo del Día de las Mulas se realiza con el regalo de figuritas de mulas hechas de hoja de maíz, ataviadas con coloridas flores y artículos de barro como cazuelas y jarros. Es muy común encontrar a vendedores por las calles o fuera de las iglesias vendiendo estas figuritas.