Ciencia

¿Recuerdas a Oumuamua? Astrofísico tiene un plan para buscar tecnología alienígena cerca de la Tierra

El proyecto utilizará telescopios nuevos y existentes para buscar artefactos misteriosos escondidos en la órbita terrestre.

¿En verdad existen los extraterrestres? Esa es una pregunta que quizá en poco tiempo podamos contestar, pues el astrofísico Avi Loeb de la Universidad de Harvard anunció un plan para buscar vida fuera del planeta Tierra: el proyecto Galileo.

En el año 2017, un objeto de forma extraña pasó zumbando más allá del Sol y la Tierra. Si bien muchos científicos piensan que el visitante en forma de cigarro, de menos de 1 kilómetro de largo, era un cometa o asteroide de una estrella cercana o algún otro pecio cósmico, no fue así para Avi Loeb.

El objeto, llamado “Oumuamua”, que en hawaiano significa “explorador”, era una creación extraterrestre: una vela ligera, una antena o incluso una nave espacial, sostiene el astrofísico de Harvard.


De acuerdo con la revista científica Sciense, el investigador utilizará telescopios nuevos y existentes para buscar sistemáticamente artefactos misteriosos que podrían ser satélites escondidos en la órbita terrestre, objetos interestelares, ya sean naturales o fabricados, e incluso naves inexplicables en la atmósfera terrestre.

Con una inversión de 1.75 millones de dólares, obtenida de personas adineradas interesadas en el tema, el proyecto Galileo propone utilizar datos de telescopios de prospección existentes y futuros para buscar más objetos como Oumuamua.

El objetivo será obtener imágenes de alta calidad de fenómenos aéreos no identificados, como los registrados por la inteligencia nacional de Estados Unidos.

Un telescopio de un metro con un sensor moderno puede ver detalles tan pequeños como un milímetro en un objeto a un kilómetro de distancia, dice Loeb, y un instrumento de este tipo se puede pedir del estante por 500 mil dólares.


Si los fondos lo permiten, colocaría decenas de estos telescopios en posiciones estratégicas en todo el mundo para escanear, con la ayuda de sensores de radar e infrarrojos, los cielos en busca de fenómenos aéreos no identificados.

Una tercera parte del proyecto implicaría buscar satélites extraterrestres en órbita alrededor de la Tierra utilizando técnicas de inteligencia artificial para procesar datos de telescopios de reconocimiento existentes.

Dentro de la comunidad científica las opiniones respecto al proyecto Galileo se encuentran divididas. Diversos investigadores piensan que se trata de una perdida de tiempo al ya existir vigilancia en el espacio muy capaz, tal como la de la inteligencia de Estados Unidos. Otros no pueden esperar a ver los descubrimientos.