Border

Texas ‘desperdicia’ millones de dólares en ayudas de Biden para evitar desalojos

Solo la semana pasada, en el área de Houston se registraron 2 mil casos de desalojo, señaló el grupo Eviction Lab.

AUSTIN, Texas.- Pese a que el gobierno de los Estados Unidos ha destinado millones de dólares para ayudar a los inquilinos que presentan dificultades para pagar el alquiler de sus viviendas, Texas es uno de los estados que más presenta solicitudes de desalojo.

De acuerdo con Eviction Lab, un centro de investigación con sede en la Universidad de Princeton encargado de rastrear solicitudes de desalojo, apenas la semana pasada los propietarios del área de Houston declararon más de 2 mil casos en desalojo, el número más alto desde que inició la pandemia. De esta manera, Houston ocupó el primer lugar a nivel nacional, junto a Phoenix, Las Vegas, Dallas y Fort Worth.

El dinero que destinó el Gobierno federal para este fin no ha sido gastado en gran parte de Texas, por lo que el Departamento del Tesoro de EU incautó recientemente 1.9 millones de dólares en condados como Jefferson, Brazoria, Hays, El Paso y Nueces, así como Laredo. Ahora ese presupuesto se enviará a otras partes del estado o del país donde los gobiernos locales han distribuido la asistencia de alquiler más ágilmente.

La incautación de esos fondos se produce cuando la reserva de dólares de alivio de alquiler en Texas se ha agotado, las solicitudes de desalojo en las principales áreas metropolitanas del estado se han acercado constantemente a los niveles previos a la pandemia, y mientras las prohibiciones estatales y federales sobre desalojos han expirado.

“Estamos llegando a un momento crítico para las personas de bajos ingresos que pueden estar luchando por quedarse en sus hogares mientras muchas de las salvaguardas se están derrumbando en el mismo momento”, advirtió Ben Martin, analista de investigación principal del grupo de defensa sin fines de lucro Texas Housers. .

Y si lo anterior no fuera suficiente, actualmente Texas es uno de los estados que más presenta enfermos por COVID-19 por la llegada de la variante ómicron. Esto ha provocado que miles de residentes tengan que elegir entre acudir al trabajo y contagiarse o acumular más deudas de las que tienen.

La cantidad de dólares federales de alivio de alquiler recuperados por el Tesoro es una pequeña fracción de los casi mil millones en dólares federales enviados a los gobiernos locales en Texas para ayudar a mantener a los inquilinos en sus hogares. Ese dinero, destinado a ayudar a los residentes con dificultades, ya escasea en Texas.

Desde noviembre pasado, la agencia estatal encargada del programa dejó de aceptar solicitudes, citando una demanda abrumadora.

Se espera que el programa conjunto de asistencia de alquiler y servicios públicos de Houston y el condado de Harris de 283 millones de dólares, pagado con dólares federales, pronto reciba 13 millones de dólares adicionales del gobierno federal. Al programa le quedaban 7.6 mdd hasta el miércoles de la semana pasada, y solo los solicitantes que tienen un caso de desalojo activo tienen la oportunidad de obtener ayuda.

Parte del problema radica en que algunos condados que recibieron dólares federales para ayudar a los inquilinos simplemente no tenían los recursos tecnológicos para crear programas desde cero que pudieran poner ese dinero en manos de la ciudadanía de manera oportuna, por lo que ahora los fondos se regresaron y ya no están disponibles en uno de los momentos que más se necesitan.