Border

Instala Texas muro fronterizo provisional

El costo es de 25 millones de dólares financiados por la administración gubernamental de Greg Abbott.

El gobierno del estado norteamericano de Texas inició la instalación de un muro fronterizo provisional que busca inhibir el ingreso ilegal de personas por la frontera con Coahuila.

La medida ocurre tras la crisis migratoria registrada en septiembre pasado en la frontera de Ciudad Acuña- Del Río, hasta donde 14 mil personas migrantes arribaron en un intento de ingresar a Estados Unidos, y ante la próxima apertura de puentes internacionales tras la pandemia de COVID-19 que estiman incremente de nuevo el flujo de personas.

La instalación de este muro fronterizo internacional está a cargo de una compañía privada que proyecta colocar malla ciclónica en las área que convergen con las vegas del rio Bravo, principalmente en la ciudad de Eagle Pass, Texas, frontera con Piedras Negras, Coahuila.


La obra tiene una longitud de d tres kilómetros y una altura de dos metros; el costo es de 25 millones de dólares financiados por la administración gubernamental de Greg Abbott y dueños de propiedades cercanas al Río Bravo que se han visto afectados con el cruce ilegal de personas.

El muro fronterizo provisional tendrá una vida útil de tres meses, hasta que el gobierno texano lo sustituya por uno de concreto con la misma longitud pero de tres metros de altura.

De acuerdo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP), los intentos de ingreso ilegal no han disminuido tras la crisis migratoria en el sector de Del Río; agentes de la Patrulla Fronteriza frustraron en los últimos cuatro días 25 intentos de cruce ilegal y arrestaron a más de 100 personas migrantes.