Border

Texas explota contra inmigrantes, pasan de detenciones a arrestos

Hasta el momento se estima que solo por invasión de la propiedad han sido encarceladas 10 personas.

Austin, Texas.- El estado de Texas pasó de las detenciones, al arresto y encarcelamiento de inmigrantes a lo largo de la frontera con México a un ritmo que puede alcanzar 200 personas diarias y el gobernador ordenó a la Guardia Nacional intervenir para acelerar estas aprehensiones.

“Para responder a este desastre y asegurar el estado de derecho en nuestra frontera sur, se necesita más mano de obra”, dijo Greg Abbott.

“Además de los soldados del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) y los soldados de la Guardia Nacional de Texas que ya he desplegado allí, el DPS necesita ayuda para arrestar a aquellos que violan la ley estatal “, dijo el gobernador en una carta al Mayor General Tracy R. Norris, del Departamento Militar de Texas.


Abbott ha declarado como desastre varios condados, debido al aumento de flujo de migrantes que entran a las ciudades fronterizas.

Hasta el momento se estima que solo por invasión de la propiedad han sido encarceladas 10 personas.

Mientras las detenciones hasta ahora consistieron en el confinamiento y la toma de muestras biométricas mientras son sujetos a posible juicio; en el arresto, los detenidos se presentan siempre ante autoridades que les pueden formular cargos criminales.

Robert Hurst, vocero del Departamento de Justicia Penal de Texas, informó que los detenidos se encuentran en una prisión estatal que estaba vacía, misma que tiene una capacidad para albergar hasta a 959 reos y se ubica en Dilley, Texas, a unos 100 kilómetros al norte de la comunidad fronteriza de Laredo.

Al respecto, el fiscal del condado de Val Verde, David Martínez, dijo que las autoridades de Texas le informaron que se contempla encarcelar hasta 200 personas por día, lo cual podría colapsar la capacidad de su oficina y todo el sistema.

Informó que tiene conocimiento que los arrestos no se darán a personas que viajan en grupos familiares; es decir, si ven un grupo conformado por padre, madre e hijos, no se arrestará a nadie, de acuerdo con lo que las autoridades estatales le han explicado.

Respecto a las detenciones solamente de grupos familiares que se han llevado a cabo previamente, se dio a conocer que en junio del presente año se detuvo a 55 mil 805 personas en grupos familiares donde se incluía la presencia de niños, lo cual representa un incremento del 25 por ciento sobre el mes anterior, aún así la cifra es baja frente al pico registrado en mayo de 2019, que fue de 88 mil 587 personas.

Los condados considerados más grandes de Texas, sobre todo los que se ubican en la frontera sur y donde habitualmente tienen mayor número de cruces ilegales de personas, han rechazado la propuesta del gobernador de reformar la fuerza policiaca y emitir declaraciones de desastre por la entrada de migrantes.

En algunas comunidades fronterizas del sur de Texas, los predios pegados a la franja fronteriza son propiedad de privados, quienes pueden solicitar apoyo de las autoridades por invasión a su propiedad. Hasta el momento, solo se han llevado a cabo arrestos en la zona sureste de Texas.

En números totales, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se ha detenido a cientos de miles de migrantes que intentan cruzar a Estados Unidos a través de su frontera suroeste, incluidos 188 mil 829 intentos de cruce en junio. Ese número fue el más alto del año, superando el máximo anterior de 180 mil 641 establecido en mayo.

El récord del mes de junio para cruces de la frontera de México y Estados Unidos fue el máximo alcanzado en los últimos 21 años. En concreto, se trató de las cifras más altas desde el mes de marzo de 2000. En ese momento la Patrulla Fronteriza había detenido a más de 223 mil inmigrantes, casi unos 35 mil más que en el último mes.