Bloomberg

Variante Delta lleva a Indonesia a alcanzar los 2 millones de casos de COVID-19

El país también reportó 294 muertes en las últimas 24 horas.

El total de casos de COVID-19 en Indonesia alcanzó los 2 millones en tanto los hospitales comenzaron a llenarse a medida que el país se enfrenta a la variante Delta altamente transmisible del virus.

El Gobierno confirmó 14 mil 536 nuevos casos este lunes, un nuevo récord, lo que eleva el total a poco más de 2 millones. Las muertes han comenzado a aumentar a medida que las tasas de hospitalización por COVID-19 superan 70 por ciento en 87 ciudades de todo el país, con 294 muertes registradas en las últimas 24 horas.

“Debido a que esto se concentra en ciertas regencias y ciudades, aún podemos movilizar recursos de otras áreas”, dijo Harif Fadhillah, presidente de la asociación nacional de enfermeras. “Si dejamos que esto continúe, la situación puede volverse urgente y crítica”.


Indonesia depende en gran medida de las vacunas para detener la pandemia, con el compromiso de administrar 1 millón de dosis al día en julio, así como de límites de movimiento.

Todos los negocios no esenciales deben dejar de operar a las 20:00 horas, mientras que las reuniones religiosas y sociales están prohibidas en las áreas de mayor riesgo, señaló este lunes el ministro coordinador de Asuntos Económicos, Airlangga Hartarto.

La policía y el ejército se han desplegado para garantizar el cumplimiento y las medidas están vigentes hasta el 5 de julio, agregó.

Indonesia se queda con pocas opciones para impulsar la economía en la oleada de virus

La variante Delta, que se detectó por primera vez en India y desde entonces se ha extendido a nivel mundial, era una cepa dominante en las ciudades de Kudus y Bengkalan en Java, que se han convertido en puntos calientes de virus junto con Yakarta.

La tasa de hospitalización en Yakarta ha superado 90 por ciento incluso si el gobierno puede agregar más capacidad, ya que hay 34 mil camas en total con 17 mil 300 actualmente asignadas para pacientes con coronavirus, expuso el ministro de Salud, Budi Gunadi Sadikin, en la misma sesión informativa.

La capital necesita mil 179 trabajadores sanitarios más, mientras que la vecina provincia de Java Occidental necesita 400, dijo Fadhillah.

“El Gobierno no está eligiendo entre la salud y la economía”, aseveró Sadikin. “El presidente ha ordenado que el problema de salud se resuelva primero porque la economía no se moverá si no se resuelve el problema de salud”.

El reciente aumento de las infecciones había sido predicho por el Gobierno que pronosticó en mayo que los casos podrían aumentar entre un 40 por ciento y un 60 por ciento en cuatro o cinco semanas después de las vacaciones del Eid.

Un aumento persistente de casos podría amenazar la recuperación de la mayor economía del sudeste asiático, que el año pasado experimentó su primera contracción en dos décadas.