Conaculta recuerda legado de Siqueiros
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Conaculta recuerda legado de Siqueiros

COMPARTIR

···
menu-trigger
After Office

Conaculta recuerda legado de Siqueiros

bullet

11/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
Para Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), David Alfaro Siqueiros fue un artista, como pocos, que supo entender la complejidad de su tiempo, descubrir las posibilidades del arte para transformar la sociedad y proponer nuevas rutas.
 
En la ceremonia por el XXXIX luctuoso del muralista mexicano, realizada en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Dolores, el titular del Conaculta sostuvo que tanto en la vida de Siqueiros, como en su obra e ideales estéticos y sociales, hay una permanente fuente de reflexión que enriquece las respuestas de la realidad y el presente.
 
Siqueiros, destacó, contribuyó al surgimiento de un modelo intelectual moderno: artista, militante, político, estudioso profundo de los lenguajes artísticos y culturales, e intelectual afín a las posturas más radicales del siglo XX.
 
Concibió la estructura de un arte nacional como respuesta a la lucha de ideas y espacios simbólicos que desató el proceso revolucionario en el país, señaló.
 
"Hoy, el continente americano hace honor al gran artista y hemos logrado que sus murales sean completamente recuperados, restaurados y devueltos a los grandes públicos, procesos que se han llevado a cabo en Buenos Aires, Argentina; Chillán, Chile; Los Ángeles, Estados Unidos, y desde luego en una buena parte de los espacios que se encuentran bajo nuestro resguardo", manifestó Tovar y de Teresa.
 
Ante la presencia de María Cristina García Cepeda, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); David Constantino Siqueiros, nieto de David Alfaro Siqueiros, y Graco Ramírez, gobernador del Estado de Morelos, Tovar y de Teresa recordó que Siqueiros renació y vivió su última parte de su vida en Morelos.