Universidades

UNAM amplía oferta académica: ofrecerá la carrera de turismo y desarrollo sostenible

Se requieren profesionistas que analicen la dinámica del sector turístico y la complejidad del desarrollo sostenible. Será la licenciatura 131 de la máxima casa de estudios.

El turismo contribuye con 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y 10.4 del PIB mundial. Por esta razón El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó crear la Licenciatura en Turismo y Desarrollo Sostenible, con la que la máxima casa de estudios del país llega a 131 carreras en su oferta académica.

¿Qué es el turismo basado en el desarrollo sostenible? Es una forma de ver y entender el turismo que pasa por la protección de las áreas turísticas en las que opera y, también, por el respeto a las personas, tanto al viajero como a la población local, pasando por el respeto al patrimonio cultural y natural de los espacios donde se produce.

El objetivo es formar profesionales críticos y reflexivos que contribuyan al desarrollo social y económico de los destinos y comunidades turísticas, protegiendo y salvaguardando los recursos naturales y culturales, a través de proyectos turísticos integrales y la generación de políticas públicas que privilegien la protección de derechos humanos y naturales, el enfoque sostenible, la equidad de género, la inclusión, entre otros.


La licenciatura, que se impartirá en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad León, será bajo el sistema escolarizado, en la modalidad presencial. Está diseñada para cursarse en 10 semestres, contempla 59 asignaturas -47 obligatorias y 12 optativas- con un total de 449 créditos, informó la UNAM en un comunicado.

En México el turismo contribuye con 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) por lo que se necesitan profesionistas que comprendan y analicen la dinámica del sector turístico y la complejidad del desarrollo sostenible, subraya el Proyecto de Creación de la Licenciatura.

A nivel internacional la industria turística representa el 10.4 por ciento del PIB mundial y proporciona uno de cada 10 empleos, siendo responsable de 313 millones de trabajo en todo el mundo, de acuerdo con el informe del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés, 2019).

Nuestro país se ubica dentro de los 10 primeros lugares en la contribución de ciudades y destinos del PIB mundial directo del sector de viajes y turismo, de acuerdo con el Informe de Ciudades 2019 de este mismo organismo.


El Proyecto de Creación también agrega que de acuerdo con la Actual Estrategia Nacional de Turismo México tiene 134 plazas con vocación turística, las cuales se traducen en zonas en las que los egresados de esta licenciatura puedan desempeñarse como: Tijuana-Ensenada, Los Cabos, Puerto Vallarta, Riviera Nayarit, Ciudad de México y Cancún-Riviera Maya, que concentran 84.7 por ciento del turismo de origen internacional.

Esta cifra muestra una distribución desigual de la derrama económica y la gran necesidad de crear productos, servicios y experiencias turísticas que generen un desarrollo económico sostenible en todas las localidades y regiones turísticas del país.

En el país existen otros planes de estudio de Turismo, pero enfocados principalmente en la parte administrativa y de gestión de servicios turísticos mientras que el de la UNAM contempla una formación integral en los ejes de turismo y desarrollo sostenible con conocimientos socioeconómicos, sociales y ambientales.

Las asignaturas del plan de estudios están divididas en 11 campos de conocimiento: Matemático, Turístico, Administrativo, Ciencias Ambientales y Sostenibles. También el campo Comunicativo, de Lengua Extranjera, Económico, Social, Humanístico, Análisis Regional y Político.

El idioma inglés forma parte de las asignaturas obligatorias por ocho semestres, ya que es vital hablar este idioma con fluidez; y el francés está considerado como asignatura optativa. Como parte de los requisitos de titulación será necesario acreditar la comprensión de lectura de alguna lengua extranjera (inglés, francés, alemán, chino o japonés) u originaria (náhuatl, otomí, purépecha, entre otras del país).