Transporte y Movilidad

Conectividad atrás del volante

La evolución tecnológica en la industria automotriz, en los próximos cinco años no podrá llegar si no es a través de la conexión a internet.

El crecimiento de consumo de internet en México durante el último año alcanzó al 72 por ciento de la población; es decir, poco más de 84.1 millones de mexicanos utilizan internet desde cualquier dispositivo, así lo estima la Asociación de Internet MX.

El aumento de más internautas se debe principalmente a la necesidad de conectividad ante el trabajo en casa y las clases a distancia de los cuales 92.1 por ciento se conecta vía WiFi.

Parte de este crecimiento tocó a la industria automotriz por su desarrollo de vehículos eléctricos, autónomos y aplicaciones a bordo que requieren de conectividad para muchas de sus funciones.

Uno de estos casos es General Motors. Este año la armadora registró un incremento de 103 por ciento en el consumo de datos a bordo de sus vehículos. Mario Romero, director general de Servicios de Conectividad OnStar y Experiencia al Cliente de GM de México explicó que con la integración de nuevas aplicaciones y elementos que se integran al vehículo y al día a día de los conductores.

“Hace cuatro años iniciamos este servicio de internet a través de OnStar dos vehículos: Cheyenne y Sierra. Hoy en día está en el 80 por ciento de nuestro portafolio que incluye sus cuatro marcas Chevrolet, Buick. GMC y Cadillac”.

De acuerdo con Mario Romero esta tecnología y el data mining que realizan del uso de datos que hace el cliente, le permite a la armadora conocer y entender cuáles son las necesidades, gustos, usos y costumbres de sus clientes de acuerdo al tipo de vehículo que conducen.

También, el consumo de datos que realiza el usuario de acuerdo al modelo del vehículo, les permite ofrecer mejores experiencias, ya que por ejemplo el consumo de datos no es el mismo de un conductor de un auto modelo Onix a uno que conduce una Suburban.

Ya que el primero prefiere aplicaciones para escuchar música en línea y redes sociales; mientras el segundo lo utiliza para las plataformas de streaming o para cuestiones de trabajo remoto.

Para ayudar a las empresas con la gestión de sus flotillas, la armadora recién lanzó su plataforma OnStar Vehicle Insights (OVI), que funciona con telemetría ya instalada en sus autos.

Es un módulo que capta miles de señales cada segundo y permite tener diagnósticos y reportes de las condiciones mecánicas de toda la flotilla para detectar aquellos que requieren atención.

“El cliente no va a checar uno por uno los vehículos de su flota, el sistema simplemente lanza la alerta. Además, monitorea en tiempo real y califica la conducción de los operadores, eso a final del día se convierte en eficiencia en seguridad y ahorro en costos para la flota, todo gracias a la conectividad por internet”, indicó Mario Romero.

Asimismo, agregó que la tecnología evoluciona a grandes pasos y, hace cuatro años, cuando ellos empezaron a ofrecer internet abordo, operaban con módulos generación 9 que funcionaba con tecnología 2G.

“Hoy nuestros módulos pueden operar con 5G, en México todavía no está habilitado esta tecnología, pero los vehículos ya están habilitados para funcionar, además están provistos de antenas y sensores que permiten saber si el vehículo está circulando de manera segura, si presentó un accidente vial, incluso la magnitud de este accidente, todo esto gracias a la conectividad del vehículo y el trabajo de más de 400 personas que están a cargo del monitoreo”.

La conectividad y el uso de internet presenta una evolución orgánica para la industria automotriz en los próximos cinco años, tendrá una aceleración muy importante, ya que las generaciones de vehículos autónomos y eléctricos no pueden estar separados de la conectividad.