Cirujano español estrena los Google Glass en un quirófano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cirujano español estrena los Google Glass en un quirófano

COMPARTIR

···
Tech

Cirujano español estrena los Google Glass en un quirófano

21/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters
 
Madrid.- Un cirujano español realizó este viernes 21 de junio, la primera operación quirúrgica que se retransmite en directo a otros médicos de todo el mundo a través de los lentes de Google, que llevaba puestas durante la intervención.
 
"No me han molestado nada (...)", dijo Pedro Guillén, jefe del Servicio de Traumatología de la Clínica CEMTRO de Madrid, donde se realizó con éxito la operación de 1:30 horas de duración.
 
Los Google Glass, que todavía no se vende a público, consiste en una mezcla de computadora portátil y lentes que puede grabar video y navegar por internet.
 
La operación quirúrgica fue un injerto de células del propio paciente en el cartílago de la rodilla y se retransmitió en directo a través de los lentes de Google para 150 profesionales médicos de Estados Unidos, Europa y Australia que conversaron con el cirujano durante la intervención.
 
"Me han preguntado si era incómodo usar esto (...) si el paciente podía acabar usando una prótesis, el precio de la técnica (...) cuándo empezaba (el paciente) a mover la rodilla, a cargar, a hacer deporte", dijo en una rueda de prensa posterior a la operación y todavía ataviado con una máscara, un gorro y las gafas.
 
Aparte de facilitar una videoconferencia entre médicos, una técnica que ya se emplea con otros aparatos, Guillén explicó a los periodistas el posible uso médico de los lentes.
 
"En una artroscopia, se podrá ver toda la operación sin tener que darse la vuelta para mirar a los monitores", dijo.
 
Droider, la empresa que ha desarrollado el software para los Google Glass durante la operación, y que desarrolla otras aplicaciones para Google, dijo que entre otros proyectos, trabaja en un programa para que un médico pueda conocer el pulso cardiaco de un paciente simplemente mirándole a la cara.
 
El cirujano dijo que pese a las ventajas que ofrece el nuevo aparato, no le prestó mucha atención durante la intervención.
 
"En un momento dado se desconectó y yo no lo sabía", dijo.