Salud

¿Qué es el dengue y cómo se transmite?

Cada año se producen 390 millones de infecciones por el virus del dengue, según la OMS.

Con la temporada de lluvias que está por comenzar, los criaderos de mosquitos aumentan y también los riesgos de transmisiones de enfermedades como el dengue. Aquí te explicamos qué es esta enfermedad, cómo se transmite y su presencia a nivel mundial y en México.

¿Qué es el dengue?

Es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos que en los últimos años se ha propagado rápidamente por todas las regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El virus se transmite por mosquitos hembra, principalmente de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, Ae. albopictus. Estos mosquitos también son transmisores de los virus de la fiebre chikungunya, de la fiebre amarilla y de Zika.

Los mosquitos pueden infectarse a partir de personas con el virus. Puede tratarse de una persona sintomática, una que aún no haya manifestado síntomas o una asintomática.

La transmisión de seres humanos a mosquitos puede ocurrir hasta dos días antes de la aparición de los síntomas de la enfermedad, y hasta dos días después de la resolución de la fiebre.

Hay cuatro serotipos (microorganismos infecciosos) de virus (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4).

Se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas.


¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas aparecen en promedio entre 4 y 7 días después de la picadura. Destaca fiebre elevada (40 grados) acompañada de dos de los elementos siguientes:

· Dolor de cabeza muy intenso

· Dolor detrás de los globos oculares

· Dolores musculares y articulares

· Náuseas y vómitos

· Crecimiento de ganglios linfáticos

· Sarpullido

Dengue grave

Algunas personas infectadas pueden evolucionar hacia un dengue grave, que puede implicar un número indeterminado de complicaciones vinculadas a hemorragias graves, insuficiencia orgánica o extravasación de plasma (la manifestación más severa de la enfermedad y que conduce a un estado de choque).

El dengue grave conlleva un mayor riesgo de muerte si no se trata debidamente. Fue identificado por vez primera en los cincuenta durante amplias epidemias en Filipinas y Tailandia.

Hoy en día, el dengue grave afecta a la mayor parte de los países de Asia y América Latina y es en una de las causas principales de hospitalización y muerte en los niños y adultos de dichas regiones.

Síntomas del dengue grave

· Dolor abdominal intenso

· Vómitos persistentes

· Respiración acelerada

· Hemorragias en las encías

· Fatiga

· Agitación

· Presencia de sangre en el vómito

¿Cuál es el tratamiento?

No hay tratamiento específico para la enfermedad, pero pueden tomarse antipiréticos y analgésicos para reducir los síntomas de dolores musculares y fiebre. La mejor opción terapéutica contra esos síntomas es el paracetamol.

Los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y la aspirina deben evitarse. Al ser anticoagulantes, en una enfermedad con riesgo de hemorragias pueden empeorar el pronóstico.

Vacunación

La primera vacuna contra el dengue desarrollada por Sanofi Pasteur fue aprobada en diciembre de 2015, y su comercialización ha sido autorizada en unos 20 países.

Situación mundial

De acuerdo con la OMS, en las últimas décadas la incidencia del dengue ha crecido mucho. La mayoría de los casos son asintomáticos o con síntomas leves que el contagiado se trata solo sin requerir ayuda médica, por lo que el número real de casos es superior a los notificados. Además, muchos casos se diagnostican erróneamente como otras enfermedades que causan fiebre.

Cada año se producen 390 millones de infecciones por el virus del dengue, de las cuales 96 millones se manifiestan clínicamente.

Pese a que existe riesgo de infección en 129 países, el 70 por ciento de la carga real se encuentra en Asia y en el Pacífico Oriental.

El número de casos notificados a la OMS se ha multiplicado por 8 en las dos últimas décadas, desde 505, 430 casos en 2000 a más de 2.4 millones en 2010 y 4.2 millones en 2019.

En tanto, las muertes notificadas entre 2000 y 2015 pasaron de 960 a 4 mil 32.

La OMS califica como alarmante el aumento en el número de casos, y lo explica en parte por el cambio en las prácticas de los países para registrar y notificar la enfermedad a los ministerios de Salud y a la organización internacional.

¿Y en México?

En 2020 hubo 2 mil 777 casos confirmados, de los cuales 11 contagiados fallecieron, y de enero pasado a la primera semana de mayo se registraron 425 casos y dos defunciones, de acuerdo con el Panorama Epidemiológico de Dengue de la Secretaría de Salud.

De acuerdo con la dependencia, el 62 por ciento de los casos confirmados corresponden a Veracruz, Guerrero, Colima, Michoacán y Jalisco.