Edificio B2 de Pemex, sin inspecciones en 2 años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Edificio B2 de Pemex, sin inspecciones en 2 años

COMPARTIR

···
Política

Edificio B2 de Pemex, sin inspecciones en 2 años

06/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Zenyazen Flores / Fernando Ramírez de Aguilar / Esther Arzate
 
El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, señaló que en los últimos 2 años no se han realizado inspecciones de mantenimiento en el edificio B2 del centro administrativo de Petróleos Mexicanos (Pemex), siniestrado a causa de una acumulación de gas hace unos días.
 
"En específico, a esa parte de la Torre de Pemex no hubo recientemente inspecciones por lo menos en los últimos 2 años, y desde luego un mantenimiento que se le tendría que dar por parte de la propia paraestatal tiene que demostrar en bitácoras que se le haya dado ese seguimiento a las instalaciones", sostuvo.
 
Tras participar en el Seminario Internacional "El Constitucionalismo Contemporáneo", realizado por la UNAM, Navarrete indicó que la STPS envió a inspectores de trabajo al edificio B2 para verificar las condiciones de seguridad e higiene ahí y en otras instalaciones que pudieran estar afectadas.
 
El exprocurador de Justicia del Estado de México subrayó que a partir de la investigación a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR), se determinarán las causas y condiciones en que estaban las instalaciones.
 
Aclaró que la STPS realiza inspecciones para ver las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo, pero no hace peritajes.
 
"En el momento en que hay una víctima fatal, en algún momento por muerte no natural, se está en presencia posiblemente de la constitución de un hecho delictivo, por eso la PGR interviene. La procuraduría a través de una investigación tiene que determinar si hay delito o no", expresó.
 
Por su parte, César Falcón, director adjunto de la empresa Conservación Pilotes de Control (Copicosa), la cual ha dado mantenimiento a Pemex por 40 años, dijo en entrevista radiofónica que dan servicio a los pilotes de los edificios 1 vez al año.
 
Agregó que los 3 trabajadores trabajaban en los pilotes del edificio B2, estaban en el sótano desde las 8 de la mañana y el foco que utilizaban para alumbrar la zona de trabajo estaba prendido desde esa hora.
 
"Pensamos que (la razón del accidente) fue una entrada súbita de gas que vino de algún lado", dijo. "Si hubiera habido una gran acumulación de gas metano cuando entraron -a las ocho de la mañana-, hubieran presentado por lo menos mareos".
 
Dar mantenimiento a los pilotes significa mantener la cimentación del edificio. "Esos edificios cuentan con un sistema para que sigan el hundimiento de la ciudad". Los trabajadores sólo utilizaban estopa, cubos de madera, pintura y grasa.
 
El terreno, otra posible causa
 
Por su parte, Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República, informó que trabajan para detectar cuál de las tres fuentes posibles de gas metano propició la explosión. Descartó un atentado que tenga que ver con explosivos.
 
Comentó que ayer recibió un informe oficial del laboratorio que señaló que no hay ningún tipo de explosivo en el área.
 
"Es una explosión difusa, pudiéramos decir 98% gas y 2% una cosa muy rara, que no creo que haya sucedido", comentó.
 
Reiteró que lo ocurrido el 31 de enero en el complejo administrativo de Pemex fue una explosión de gas "difusa, lenta, horizontal y definida, y en esto coinciden la mayoría de los peritos, pero aún no se define qué gas fue".
 
En entrevista radiofónica, Murillo declaró que no han citado a declarar al director adjunto de Copicosa, porque primero se llamó a declarar al jefe de cuadrilla.
 
Mencionó que el gas pudo haber provenido del drenaje o del terreno de enfrente "y otro de los datos de hoy es la historia del terreno, el cual puede tener orígenes petroleros pues lo usaba la Huasteca Petroleum hace 60 o 70 años. De ahí se distribuía combustible".
 
Antes, el subprocurador de Procesos Penales, Control Regional y Amparo de la PGR, Alfredo Castillo Cervantes, externó que ayer seguían los trabajos de remoción de escombros y que dadas las características de las ruinas de dos pisos del edificio B2, las causas pudieron ser un corto circuito generado por un trabajador y la filtración de gas.