Nacional

Las polémicas de Víctor Hernández, quien deja la dirección de SENEAM este lunes

Desde su llegada a la dirección del SENEAM, el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo ha hecho denuncias sobre las irregularidades de su administración.

Después de que Víctor Manuel Hernández Sandoval, director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) presentara su renuncia el pasado 6 de mayo, se desató una polémica en redes sociales por los distintos reportes de incidentes aéreos que se han reportado durante su gestión.

Y es que, desde el inicio de sus funciones como director del SENEAM en 2018, según el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (SINACTA), el centro de trabajo se convirtió en un lugar “donde priva la ilegalidad, el influyentismo, la corrupción, el temor, el autoritarismo, las vendetas, los favores a los parientes, amigos y recomendados violando cualquier disposición contraria a sus intereses personales y de grupo”.

El SINACTA aseguró en el 2020 en una publicación en su perfil de Facebook que el funcionario y su administración autorizaban cambios de radicación bajo criterios personales, además de emitir convocatorias de capacitación en las que obligan a los trabajadores a pagar la capacitación con su tiempo libre.

También denunciaron el cambio de las condiciones de capacitación a los alumnos aspirantes a Controladores, donde los envían a aeropuertos foráneos “poniendo en riesgo su seguridad social. A algunos los han amenazado directamente o a través de sus familiares trabajadores del SENEAM-SCT de manifestar cualquier irregularidad”.

Del mismo modo, señalaron la modificación de la extensión a jornadas de trabajo de 12 horas.

Por otra parte, el periodista y columnista de El Financiero, Darío Celis, mencionó recientemente que muchos incidentes aeroportuarios graves suceden diariamente desde que Víctor Hernández decidió declararle la guerra a los controladores.

Víctor Hernández aprovecha la ignorancia de la 4T sobre los aspectos técnicos del control de tránsito aéreo para convertirse en un ‘reyecito’ de ese enclave, pero con nefastas consecuencias para la seguridad aérea”, escribió el columnista.

Ello, después de que el pasado 18 de diciembre de 2021, se presentara un incidente grave entre dos aviones comerciales de Estados Unidos: un Boeing 757 de Delta Airlines, que cubría la ruta Los Ángeles-CdMx, y un Boeing 737 de American Airlines, que despegó del aeropuerto de Puerto Vallarta con destino a Chicago.

Las aeronaves convergieron cerca de Sombrerete, Zacatecas, en el cruce de las aerovías UT148 (dirección norte-sur) y la UJ5 (dirección este-oeste) a la misma altitud de 37 mil pies y a menos de 2 millas náuticas de separación, cuando la separación vertical mínima debe ser de mil pies.

El supervisor del Centro de Control México, Rafael Lastra Miranda, era el controlador que tenía bajo su responsabilidad las aeronaves, quien acumula turnos de 14 horas o más, durante más de 10 días consecutivos.

Miranda manifestó sentirse cansado por las continuas jornadas de trabajo a las que él y el resto de los supervisores se encuentran sujetos, que provoca que este personal se quede dormido en las posiciones de control mientras tiene aeronaves bajo su cuidado.

También lee: