Nacional

Candidatura en Hidalgo desata conflicto en el PRI

Intercambian acusaciones el góber hidalguense y el líder nacional tricolor

En el PRI estallaron los primeros conflictos y desacuerdos por el reparto de candidaturas en el seno de la coalición opositora Va por México con el PAN y el PRD.

Públicamente, el gobernador priista de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, reclamó al presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, que sólo busca engañar a la militancia con “la farsa” y los acuerdos “en lo oscurito” con el PAN, al proponer entregar la candidatura al gobierno del estado al panismo.

Denunció que “la Comisión Política Permanente del PRI le entregó la candidatura a la gubernatura de mi estado, Hidalgo, al Partido Acción Nacional, en un acto al que no fui convocado, siendo integrante de esta misma comisión”.

El gobernador reprochó que “el PRI no es malo, lo malo son las decisiones de sus dirigentes; creen que la militancia no se da cuenta de esta farsa, que sólo se brinca todos los procedimientos para imponer una candidatura por la vía de Acción Nacional”.

Fayad Meneses criticó que “esto es otro de los muchos agravios que en lo oscurito le han venido haciendo a la militancia, la que ha mantenido a Hidalgo como uno de los bastiones priistas de México”.

Por lo anterior –dijo– “a todo el priismo que ha mostrado su molestia e indignación por esta traición, le refrendo mi convicción a los principios y valores en los que creo y me he forjado”.

“Como priista, en el marco de la ley, acompañaré a quienes han decidido dar la batalla por la democratización del partido y el respeto a las dirigencias y consejeros estatales”, anticipó.

En respuesta, el dirigente nacional del tricolor, Alejandro Moreno, aseguró que “la molestia del gobernador Omar Fayad responde a intereses personales y nunca a los del partido” y criticó que “a lo largo de los últimos años ha demostrado su sumisión y entreguismo con el poder”.

Dijo que, en el fondo, Fayad quiere “entregar el estado de Hidalgo Morena y no lo vamos a permitir”.

Por ello, remarcó que “en la elección de Hidalgo, el PRI irá en coalición con el PAN y PRD; el partido tendrá una candidatura que represente a los tres partidos, pero especialmente a la ciudadanía. Aquí no hay espacio para imponer candidatos destinados a la derrota, a cambio de impunidad a quienes van de salida”.

Y machacó: “Gobernador, nosotros no vamos a permitir que regale el futuro de las familias de Hidalgo, eso es algo que prometió cuidar. Su deslealtad con el priismo que lo llevó al poder quedó evidenciada al entregarse de rodillas con el gobierno de Morena. ¡Lamentable papel!”.

Por último, Moreno Cárdenas sostuvo que “la dirigencia nacional del PRI ha escuchado la exigencia de los hidalguenses, por eso llegamos a acuerdos que permitan ganar y defender lo que las familias de Hidalgo han construido con mucho esfuerzo y trabajo. Para nosotros siempre estará por delante el interés ciudadano”.