Nacional

Ni modo, AMLO: el T-MEC puede ‘tumbar’ reforma eléctrica

La traba aplicaría tanto al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) como al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT).

La reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) contempla que 54 por ciento de la generación de energía a nivel nacional provenga del sector público. Sin embargo, no hay acuerdo comercial firmado por México en el que el país se reserve este derecho.

“México no tiene reservados la generación y comercialización de electricidad en los tratados. El tener un lenguaje en la Constitución de que es exclusivo del Estado es una violación de la reserva”, señaló Luis de la Calle, director de la consultora CMM, en un panel organizado por Inegneris y CMM.

La traba aplicaría tanto al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) como al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), además del tratado firmado con la Unión Europea y acuerdos bilaterales de inversión, añadió De la Calle.


En términos generales, la reforma busca dar mayor peso y control a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el mercado eléctrico nacional, quitándole margen a la inversión privada.

El empresariado recibió la propuesta con mortificación, advirtiendo sobre posibles afectaciones al clima de inversión e incumplimientos de México con sus compromisos internacionales en materia comercial e incluso medioambiental.

Durante la conferencia moderada por Luis de la Calle, el tema de la certidumbre salió a la luz como uno de los puntos clave para el desarrollo económico y la innovación en México.

“¿Qué pediría? Sinceramente, certeza jurídica. Creo que es el tema más importante que requiere México para la inversión, para realmente tener la confianza de poder invertir”, comentó Ingo Babrikowski, CEO de Estafeta.

De la Calle hizo eco del comentario de Babrikowski, añadiendo que la discusión legislativa que habrá sobre la reforma eléctrica forma parte de “un debate sobre el tipo de economía que queremos en el futuro”.