Nacional

Cubrebocas de calidad, ventilación y todos los ‘must’ para el regreso a clases presenciales

Es necesario asegurar que aulas y otros espacios cerrados en las escuelas tengan una buena ventilación para bajar el riesgo de contagio, y abrir las ventanas no es suficiente.

Para el regreso a clases presenciales es necesario que niñas, niños y adolescentes, así como personal educativo y los mismos planteles cumplan con una serie de condiciones que así lo permitan, explicó este jueves Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM.

La doctora señaló que México pasa un momento complicado por la tercera ola de COVID-19, y que para volver a las aulas se necesita que haya un nivel muy bajo de contagios comunitarios para que el regreso sea un riesgo controlable.

“Y las condiciones en las escuelas deben estar asentadas con antelación, con la preparación de los maestros, de los administrativos y demás para recibir a los alumnos. Y esto no incluye pedirles gel antibacterial. Sí está muy bien que traigan su gel antibacterial; cuando nos estamos ahogando en ese vaso de agua de quién va a poner el gel antibacterial es porque ni siquiera hemos entendido cuáles son las condiciones necesarias para regresar”, indicó en el foro EF Meet Point Virtual. ‘Regreso a clases ¿Decisión de quién?’.


Las aulas necesitan tener una ventilación adecuada, añadió. Esto quiere decir que los espacios cerrados como salones, bibliotecas y gimnasios de las escuelas deben tener una buena calidad del aire, y abrir las ventanas o poner un ventilador no va a ser suficiente.

Ximénez-Fyvie consideró que en aquellos sitios donde no haya una ventilación correcta es indispensable tener purificadores de aire que puedan bajar el riesgo de contagio.

¿Quién va a garantizar un cubrebocas de alta calidad para cada niño en cada plantel de cada escuela pública de este país entrando a clase cada día? Es decir, no es suficiente decir ‘pónganse un cubrebocas’, porque hoy estamos ante un virus increíblemente contagioso, que es más contagioso que la varicela. Entonces se necesitan cubrebocas de buena calidad, bien ajustados al rostro”, puntualizó.

La doctora afirmó que la pregunta no es si niños y niñas deben volver a la escuela o no, pues claramente es necesario. La discusión tiene que ser cómo y cuándo pueden regresar en condiciones de seguridad.


También dijo que la decisión de volver en agosto es precipitada e improvisada, pues los contagios no han bajado en varios estados del país.

“Las condiciones no están sentadas. Y entonces más allá de lo que la autoridad diga o deje de decir, lo que está ocurriendo es una irresponsabilidad magna de nuestras autoridades de tomar una decisión arbitraria de volver a clases poniendo en riesgo la salud y la vida de la población”, destacó Ximénez-Fyvie.