Nacional

Samuel García y Mariana Rodríguez bromean... pese a investigaciones en su contra

El INE multó la semana pasada al gobernador electo por irregularidades en sus cuentas de campaña y dio vista a la Fiscalía.

Desde la playa, Samuel García y Mariana Rodríguez se mofaron de las multas que la semana pasada el Instituto Nacional Electoral (INE) le impuso a Movimiento Ciudadano y al gobernador electo de Nuevo León por diversas irregularidades en sus ingresos y gastos de campaña.

“Y los 28 millones que me debes, ¿cuándo me los vas a empezar a abonar?”, menciona la influencer a su esposo.

“¿Quieres ver mis tenis?”, responde el senador con licencia en referencia al célebre “fosfo fosfo”, acuñado por su esposa, que se viralizó en 2020.


El jueves pasado, el INE multó a MC con 28 millones 53 mil pesos tras acreditar que García financió su campaña a la gubernatura de Nuevo León mediante un esquema ilegal de triangulación de recursos que incluyó a su madre y hermanos, así como empresas sospechosas que comparten domicilio fiscal.

En concreto, la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto acreditó que la campaña del abanderado de Movimiento Ciudadano recibió 14 millones 026 mil 500 pesos de dinero prohibido por la ley, de manos de Bertha Silvia Sepúlveda Andrade, Silvia Catalina García Sepúlveda y Roberto García Sepúlveda.

Las tres personas, sin poder acreditar los ingresos, recibieron depósitos sospechosos de empresas litigantes y de bienes raíces, que no están inscritas en el Registro Nacional de Proveedores, para posteriormente donarlos directamente a las arcas del partido naranja.

Además de la multa, el árbitro dio vista a la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales (FEDE) para que abra una carpeta de investigación por este caso.

El INE, a su vez, en un caso distinto, multó el jueves con 448 mil 995 pesos al gobernador electo de Nuevo León y a MC con 55 millones 400 mil pesos por haber recibido aportaciones económicas en especie de su esposa Mariana Rodríguez sin haberlas reportado a la autoridad.

En sesión extraordinaria, el Consejo General del INE analizó la propuesta enviada por la Unidad de Fiscalización de dicho órgano electoral de contabilizar 45 fotografías y mil 300 historias de Rodríguez fijadas como “aportaciones prohibidas en especie”.

El consejero Ciro Murayama explicó que este no es un tema de parentesco o matrimonio, ni de violencia política de género, sino de que Mariana Rodríguez tiene actividad empresarial y desde 2018 registró su nombre como marca y se registró como persona física con actividad empresarial en el SAT.

Por lo tanto, puso sus servicios publicitarios y su cuenta de Instagram, que tiene una función empresarial, al servicio de la campaña de Samuel García, lo cual debió ser reportado como gasto de campaña, ya que representó un beneficio para él.

Murayama ejemplificó que si un candidato tiene un familiar abogado o cantante o con una imprenta y usara sus servicios para una campaña electoral tendría que reportarlos, sin importar la relación de parentesco.