Nacional

‘Güero’ Palma se dedicará a la ganadería y AMLO no debe crucificarlo, dice abogado

De acuerdo con los abogados, Palma habría manifestado sus intenciones de dedicarse a una actividad licita y dejar el narcotráfico.

La defensa de Héctor “El Güero” Palma pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador “no crucificarlo”, pues afirmó que se trata de un hombre que dejó las actividades de narcotráfico y decidió dedicarse a la ganadería en cuanto recupere su libertad.

Además, el abogado José Gabriel Hernández negó que la liberación que ordenó el juez que lo absolvió por delincuencia organizada, en su hipótesis de delitos contra la salud, haya sido un “sabadazo”, ya que la resolución se emitió el viernes 30 de abril, es decir en día hábil.

Al preguntarle a qué se dedicará Palma de obtener su libertad, mencionó que en una carta difundida en febrero pasado a su madre, expresó la voluntad de su hijo de dedicarse a un negocio lícito familiar como es la ganadería.


“La señora expresó la voluntad de su hijo y dice que tiene su rancho porque ellos son originarios de un pueblo de Sinaloa, donde han tenido su asentamiento y se han dedicado a la ganadería, su actividad es lícita”, indicó Hernández.

Añadió que lo más importante para su defendido es vivir con sus hijos, sus nietos y su esposa.

El abogado recordó que el presidente López Obrador ha dicho que todos tienen derecho a rectificar los errores cometidos, lo que debe incluir a Héctor Palma. “Permítaselo señor presidente, si usted ve las pruebas se dará cuenta de que alguien le informó mal” y pidió al mandatario que “no lo crucifique”.

Acompañado de Rogelio Palma, hijo del confundador del cártel de Sinaloa, el penalista señaló que su cliente tampoco tiene cuentas pendientes con la justicia de Estados Unidos, y eso lo saben la Fiscalía General de la República (FGR) y la cancillería, por lo que no existe ninguna solicitud de extradición.


Aseguró que “El Güero” Palma es víctima de una injusticia porque ya purgó sentencias de 25 años en México y Estados Unidos por los delitos que se le imputaron, por lo que tiene derecho a ser un hombre libre.

Sin embargo, comentó que la FGR decidió violentar ese derecho y reactivar una carpeta de investigación de 1996 por narcotráfico, a pesar de que entonces él se encontraba recluido en el penal federal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco.

Indicó que en este caso, las autoridades han incurrido en una ilegalidad porque intentan juzgarlo dos veces por el mismo delito.