Las 3 encíclicas de Benedicto XVI
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las 3 encíclicas de Benedicto XVI

COMPARTIR

···
Mundo

Las 3 encíclicas de Benedicto XVI

28/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Gabriel Moyssen
 
Durante sus 8 años de reinado en la Ciudad del Vaticano, Benedicto XVI escribió 3 encíclicas que ayudan a comprender sus preocupaciones teológicas y sociales fundamentales, como el regreso a los valores cristianos frente a la secularización de Occidente y la critica al relativismo, que niega las verdades objetivas y morales.
 Deus caritas est (Dios es amor). Difundida el 25 de enero de 2006, consta de 16,000 palabras en 92 párrafos. La primera mitad fue escrita por Benedicto XVI en alemán, su lengua natal, en 2005, y la segunda se deriva de las obras incompletas de su antecesor, Juan Pablo II.
 
Es también la primera encíclica registrada con derechos de autor. El documento aborda el amor desde la perspectiva cristiana y el lugar que corresponde a dios. Inicia con una reflexión de las formas del amor en la filosofía griega (eros, posesivo y sexual; agapé, de sacrificio, y philia, centrado en la amistad), así como sobre su relación con las enseñanzas de Jesús.
 
Sostiene que el ser humano, creado a imagen y semejanza de dios, es capaz de practicar el amor al entregarse a dios y los demás recibiendo el amor de dios en contemplación, como lo hicieron la Virgen María y la santa Teresa de Calcuta.
 Spe salvi. (Salvación por la esperanza). Con 18,000 palabras, distribuidas en una introducción, 8 capítulos y 50 párrafos, la encíclica fue difundida el 30 de noviembre de 2007.
 
En su primera parte mantiene un enfoque teológico, pero recurre a ejemplos históricos para destacar el valor de la fe en los hechos cotidianos, citando a la santa Josephine Bakhita (canonizada en 2000) y el contraste entre su vida previa de pagana africana con la que siguió tras convertirse al catolicismo que la redimió.
 
Define como revolucionario al papel de Cristo en el Imperio Romano y lo diferencia de las revueltas sociopolíticas de su época, como las liberaciones de Espartaco y de Barrabás, así como la rebelión judía encabezada por Simón bar Kochba.
 
La nueva esperanza de Cristo, afirma, trajo el encuentro con el dios de todos los dioses y con el dios viviente y por ello, con una esperanza más fuerte que todos los sufrimientos, que transformó a las vidas y al mundo desde adentro.
 Caritas in veritate. (Amor en la verdad). Difundida el 7 de julio de 2009, en el día de San Pedro y San Pablo para coincidir con la reunión cumbre del G-8 en Italia, según fuentes periodísticas, dedica su introducción y 6 capítulos a los temas del hambre, medio ambiente, inmigración, turismo sexual, bioética, energía y solidaridad social. Condena al sistema económico prevaleciente, "donde los efectos perniciosos del pecado son evidentes" y pide descubrir la ética en las relaciones empresariales y económicas.
 
Subraya que si bien la caridad está en el corazón de la doctrina social de la iglesia, debe vincularse a la verdad para seguir siendo una fuerza de bien.
Sin la verdad, expone, el amor puede convertirse en un "cascarón vacío" que se llenará con influencias emocionales que en el peor de los casos podrían llevarlo a su polo opuesto. De manera similar, las acciones sociales sin la verdad pueden terminar "sirviendo a los intereses privados y la lógica del poder".