Mundo

¿Por qué el golpe de Estado en Gabón amenaza el suministro global de manganeso?

El manganeso que se obtiene de Gabón es clave para la fabricación de acero y está encontrando un uso cada vez mayor en baterías de vehículos eléctricos.

El golpe de Estado en Gabón amenaza con alterar los suministros globales de un metal industrial clave, ya que el operador de la mina de manganeso más grande del mundo detiene la producción como medida de precaución.

Si bien la nación africana es más conocida como productora de petróleo, la minera Eramet SA, con sede en París, ha estado invirtiendo fuertemente en expandir la producción de manganeso en los últimos años. Eso ha ayudado a la excolonia francesa a convertirse en el segundo proveedor mundial del metal, que es un ingrediente clave en la fabricación de acero y está encontrando un uso cada vez mayor en baterías de vehículos eléctricos.

Eramet ha detenido sus operaciones de extracción de manganeso y sus operaciones de transporte por tren en Gabón por precaución, dijo por teléfono el miércoles un portavoz de la compañía. Los soldados tomaron el poder cuatro días después de que el país centroafricano celebrara disputadas elecciones presidenciales. Las acciones de Eramet, que ha estado ampliando su mina clave Moanda, cayeron hasta un 22 por ciento en París.

El manganeso es uno de los elementos minados más abundantes del mundo, pero la producción se concentra en un puñado de países, entre ellos Sudáfrica, Gabón, Australia y China. Eramet dijo el mes pasado que el mercado global tuvo un ligero superávit en el primer semestre, pero hay crecientes preocupaciones sobre los riesgos de suministro que rodean las formas de alta pureza del metal que necesitan los fabricantes de baterías.

A principios de este año, la Comisión Europea propuso designar el manganeso apto para baterías como materia prima estratégica, junto con otros metales como el cobre y el níquel que desempeñan un papel clave en la transición energética.

Si bien una suspensión sostenida podría afectar los suministros globales, los activos de manganeso de Gabón son una fuente importante de ingresos y empleo para el estado. Eramet pagó más de 132 millones de euros (144 millones de dólares) en impuestos y dividendos en 2022 y gastó más de 407 millones de euros en compras y subcontratación locales. La empresa empleaba directamente a 8 mil 767 personas, dijo en un informe de junio.

También lee: