Mundo

Médicos cubanos ‘representan la esclavitud moderna’, aseguran parlamentarios europeos

Más del 80% del dinero que pagan a los doctores, acaba en manos del régimen cubano, asegura Dita Charanzova, presidenta del Parlamento Europeo.

Dita Charanzova, Vicepresidenta del Parlamento Europeo, aseguró que los médicos cubanos que son enviados a otros países representan una forma de esclavitud moderna, al verse obligados a trabajar en condiciones que van en contra de sus derechos humanos.

En este sentido, Charanzova rechazó que haya países que sigan aceptando que estas brigadas de doctores sean enviadas a sus naciones, ya que consideró que no se puede aceptar que se violen derechos humanos con tal de recibir ayuda sanitaria.

“Llevar médicos en estado de esclavitud viola la legislación internacional sobre el trabajo, y perpetúa un sistema de explotación y separación familiar forzosa, condenado por dos relatorías de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU)”, detalló la eurodiputada.

Durante una conferencia de prensa organizada por la Fundación Internacional por la Libertad, Charanzova detalló que hay pruebas de que más del 80 por ciento del dinero que le pagan a los doctores, acaba en manos del régimen cubano, y de esa manera sostienen el gobierno.

Además, acusó al gobierno cubano de implementar una política en la que los médicos no pueden ver a sus familias durante ocho años en caso de que se rehúsen a regresar de manera inmediata a la isla.

Por otro lado, el eurodiputado y vicepresidente de la Delegación en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, Jordi Cañas, señaló que los maltratos a los doctores cubanos continúan gracias a que hay naciones que siguen solicitando sus servicios.

“Tiene que haber un gobierno que desprecia los derechos y las libertades de sus conciudadanos, que los utiliza como mano de obra esclava, pero también tiene que haber gobiernos cómplices que sabiendo la realidad de lo que sucede no dudan en utilizar servicios de personas que están siendo sometidas a condiciones indignas”, apuntó.


En este sentido, el parlamentario insistió en que los médicos se ven obligados a trabajar en estas condiciones es la manera en la que el gobierno cubano obtiene su financiamiento.

“Afecta a multitud de profesionales que están siendo utilizados como mano de obra esclava al servicio de países o empresas a cambio de recursos para mantener al régimen”, puntualizó Cañas.

Al mismo tiempo, el Vicepresidente de la Delegación de América Central del Parlamento, Javier Nart, expuso que los médicos cubanos que son enviados al extranjero no están titulados ya que el gobierno cubano se niega a darles sus certificados como otra forma de control.

El eurodiputado expuso que “si se les ocurre quedarse en el lugar, o irse a otro, no podrán decir que son cirujanos o médicos de cualquier especialidad. Son nada, porque el gobierno de Cuba no los titula”.