Mundo

Ómicron colapsa servicios básicos en EU

La variante se propaga incluso más fácilmente que otras cepas del coronavirus y ya se ha vuelto dominante en muchos países.

WASHINGTON, D. C.- La explosión actual de contagios por coronavirus, alimentada por la variante ómicron en Estados Unidos, está causado un colapso en las funciones y servicios básicos, lo que demuestra que el COVID-19 sigue cambiando la vida, más de dos años después del inicio de la pandemia.

La variante se propaga incluso más fácilmente que otras cepas del coronavirus y ya se ha vuelto dominante en muchos países. También infecta más fácilmente a aquellos que han sido vacunados o previamente infectados por versiones anteriores del virus. Sin embargo, los primeros estudios muestran que es menos probable que cause una enfermedad grave, como la variante delta.

Las primeras ciudades en Estados Unidos que fueron azotadas por ómicron están registrando un repunte de muertes y contagios, informó el diario The New York Times.



De acuerdo con la publicación, aunque la letalidad de la nueva ola de contagios de COVID-19 es menor, el virus se propaga tan rápido que aumentan las cifras. En la capital de Washington y en las ciudades de Chicago y Nueva York hubo un repunte de hasta 150 por ciento en hospitalizaciones.

Tan sólo una semana antes de Navidad, ómicron ya era la variante predominante en el país y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) han informado que aún es muy pronto para dimensionar el impacto del repunte de contagios, pero que los datos avizoran hacia dónde se dirige Estados Unidos.

En las ciudades de Nueva York, Chicago y Boston, primeras en reportar oleadas de ómicron, las muertes no son avasalladoras como en otros estadios de la pandemia; sin embargo, el gran número de contagios de la nueva variante aumentará las cifras de meses anteriores.

El número de pacientes con COVID-19 que necesitan cuidados intensivos o ventilación mecánica se acerca a niveles no vistos desde el invierno anterior. Y la gran cantidad de pacientes es abrumadora para los hospitales, donde la escasez de personal, en algunos casos también por contagios, está poniendo a los trabajadores de la salud bajo una inmensa presión.

Ante ese panorama, numerosas ciudades de Estados Unidos están optando por reabrir centros masivos de vacunación que habían cerrado en los últimos meses, ante la explosión de casos desatada por la variante.

Además, el estado de Nueva York ordenó a 40 hospitales que rechacen las cirugías no esenciales y no urgentes durante las próximas dos semanas, debido a la baja capacidad de camas por el aumento de los contagios de coronavirus.

Esta medida se tomó debido a que el Departamento de Salud del estado incluyó las ubicaciones de estos hospitales en una lista de regiones de alto riesgo, pues el 90 por ciento de sus camas está ocupado.