Mundo

Alemania optaría por un cambio; candidato de oposición, con ligera ventaja

El socialdemócrata Olaf Scholz tiene una mínima ventaja sobre el bloque conservador de Armin Laschet, según primeras proyecciones de televisiones públicas.

Berlín.- El candidato socialdemócrata a la Cancillería, Olaf Scholz, habría obtenido una mínima ventaja sobre el bloque conservador de Armin Laschet en las elecciones generales de este domingo en Alemania, según las primeras proyecciones de voto de las televisiones públicas ARD y ZDF.

Con datos de las 18:45 horas (16:45 GMT), el Partido Socialdemócrata (SPD) es la fuerza más votada, entre 24.9 y 25.8 por ciento, mientras que los conservadores tendrían entre 24.7 y 24.2 por ciento.

El candidato de la CDU/CSU, Armin Laschet, aunque reconoció que no podía estar satisfecho con el resultado, se declaró dispuesto a formar Gobierno y lanzó un mensaje a Los Verdes diciendo que se necesitaba hacer más en lo relativo al cambio climático.


“Lo haremos todos por formar un Gobierno liderado por la Unión. Alemania necesita una coalición de futuro que lidere nuestro país. En la protección del clima y en las finanzas tenemos la responsabilidad de hacer más por las futuras generaciones”, dijo.

Scholz se dio como ganador de las elecciones, y aseguró que “los ciudadanos y ciudadanas quieren un cambio de Gobierno y que el próximo canciller se llame Olaf Scholz”.

No obstante, reconoció que los resultados tan ajustados permiten adelantar que esta “será una noche larga” hasta que se consoliden con nuevas proyecciones de voto.

Los Verdes, con 14.8 por ciento, lograron el mejor resultado de la historia pese a lo cual su candidata a la cancillería, Annalena Baerbock, dijo que el partido se había propuesto más y no lo había logrado en parte por errores cometidos por ella misma.


“Hoy no solo podemos celebrar. Queríamos más, queríamos ser la primera fuerza en el este país y no lo hemos logrado en parte por errores míos. Pero tenemos un mandato para el futuro y queremos asumirlo”, agregó.

Las cifras apuntan a que Los Verdes y el Partido Liberal (FDP), con un 11 por ciento, serán decisivos a la hora de formar Gobierno. Tanto Scholz como Laschet los necesitan para llegar a la cancillería.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) habría quedado en 11.3 por ciento, un leve descenso respecto a 2017, año en que logró por primera vez escaños en el Bundestag (Parlamento).

La Izquierda, partido con el que se contaba para un hipotético frente liderado por el SPD con los Verdes, está en la cuerda floja del 5 por ciento mínimo para obtener representación parlamentaria.