Mundo

El Talibán reactiva mutilación y ejecución

Desde que el Talibán regresó al poder en agosto, la comunidad internacional ha estado atenta a ver si la milicia reimpondrá el estricto régimen teocrático con el que gobernó en los 90.

KABUL.- Los castigos severos, amputaciones y ejecuciones implementadas en el último régimen del Talibán regresarán a Afganistán, aseguró quien fue encargado de disciplina ideológica en el régimen pasado.

En entrevista con AP, el mulá Nurudín Turabi desestimó las críticas al régimen anterior, cuando los presos eran ejecutados en estadios llenos, y pidió a los demás países que no interfieran con el nuevo gobierno.

“Todo el mundo nos criticaba por los castigos en los estadios, pero nosotros jamás los criticamos a ellos por sus leyes o sus castigos”, expresó Turabi.

“Nadie nos va a decir cuáles leyes debemos tener. Seguiremos los lineamientos del islam y nuestras leyes estarán basadas en el Corán”, añadió.

Desde que el Talibán regresó al poder en agosto, la comunidad internacional ha estado atenta a ver si la milicia reimpondrá el estricto régimen teocrático con el que gobernó en los 90.

Los comentarios de Turabi parecen indicar que la cúpula del grupo permanece sumida en una visión conservadora e intransigente, si bien ha aceptado ciertos avances tecnológicos, como los videos y los teléfonos celulares.

Turabi fue ministro de justicia y encabezaba el llamado Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio en el régimen talibán anterior.

En ese entonces el mundo condenó los castigos, que se realizaban en el estadio de Kabul o en la enorme mezquita Eid Gah, frente a cientos de afganos.

Los asesinos eran ajusticiados con un tiro a la cabeza, usualmente por un miembro de la familia de la víctima, que tenía la opción de recibir dinero y perdonarle la vida al acusado. A los ladrones se les amputaba una mano y a los convictos de robo en carretera se les amputaba una mano y un pie.