Mundo

¿Australia fue ‘cómplice’ de la CIA y Pinochet para trazar la caída de Salvador Allende?

A casi 48 años de la caída de Salvador Allende, se desclasificaron documentos de seguridad australianos que demuestran espionaje por parte de la nación.

De acuerdo con documentos desclasificados y publicados hoy por parte del gobierno australiano, la nación estuvo involucrado en el golpe de Estado, en Chile.

Según la información, en alianza con la CIA, el Servicio de Inteligencia Secreta de Australia (ASIS) montó una estación de espionaje clandestina en Santiago en 1971, con el objetivo de apoyar la intervención estadounidense.

Los documentos prueban que en diciembre de 1970, el ministro de Relaciones Exteriores liberal y más tarde primer ministro, Billy McMahon, aprobó una solicitud de ASIS para abrir la base.


Durante 18 meses ASIS llevó a cabo operaciones encubiertas en Chile, incluido el manejo de activos chilenos reclutados por la CIA en Santiago y la presentación de informes de inteligencia en la sede de la CIA en Langley, Virginia.

En esos momentos Chile era gobernado por Salvador Allende, que finalmente fue derrocado por un golpe militar, el 11 de septiembre de 1973. Augusto Pinochet organizó el ataque apoyado por Estados Unidos.

Salvador Allende se suicidó el mismo día, luego de dar un discurso final como presidente de Chile y mientras las tropas se concentraban frente a su palacio de gobierno.

La estación australiana de ASIS parece haber sido cerrada en julio de 1973, aunque, según informes, un agente permaneció en Santiago hasta después del golpe militar. “Todos los registros restantes de la estación han sido destruidos”, se lee en un documento desclasificado.


La sorpresiva desclasificación es resultado de una serie de peticiones de libertad de información presentadas por el Dr. Clinton Fernández, ex analista de inteligencia del ejército australiano y profesor de estudios políticos e internacionales en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Canberra.

El académico ha presionado al gobierno para desclasificar archivos históricos de seguridad nacional sobre operaciones secretas de ASIS en Indonesia, Camboya y Chile.

“Muchos australianos tendrían derecho a expresar una preocupación legítima si ASIS fuera expuesto por haber cooperado con la CIA para derrocar al gobierno democráticamente de Chile, dirigido por el presidente Salvador Allende”, argumentó el profesor Fernández en un texto legal presentado al Tribunal Administrativo de Apelaciones de Australia, en mayo de 2021.

Los documentos entregados a Fernández contienen pocas revelaciones de operaciones encubiertas reales, recopilación de inteligencia o relaciones de enlace con la CIA en Chile; esas secciones de los registros están completamente censuradas.

Sin embargo, los documentos confirman los detalles de las operaciones encubiertas de Australia en Chile que se filtraron a la prensa.

Tras el episodio de Chile, el primer ministro Whitlam solicitó una investigación de todas las actividades de inteligencia australianas por parte de la Comisión Real de Inteligencia y Seguridad.

Un informe secreto de ocho volúmenes, escrito por el juez Robert Hope, incluía un relato detallado de las operaciones en Chile, partes de las cuales se filtraron a la prensa.

“El gobierno australiano insiste en el secreto para evitar tener que admitir ante sus ciudadanos que ayudó a destruir la democracia chilena”, asegura Fernández, que sigue esperando una decisión del Tribunal para una mayor desclasificación del registro histórico sobre el papel encubierto de Australia en Chile.