Mundo

EU apoya liberación de patentes de vacunas COVID para aumentar dosis

La administración Biden promoverá la propuesta en la OMC; las acciones de farmacéuticas caen

Estados Unidos apoyará una propuesta para renunciar a las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra el COVID-19, uniéndose a un esfuerzo para aumentar el suministro global y el acceso a las vacunas que salvan vidas a medida que se amplía la brecha entre países ricos y pobres.

“Estamos a favor de la exención en la OMC, estamos a favor de lo que los proponentes de la exención están tratando de lograr, que es un mejor acceso, más capacidad de fabricación, más inoculaciones”, dijo la representante comercial de Estados Unidos., Katherine Tai, en una entrevista el miércoles.

La Administración Biden ahora participará activamente en las negociaciones para el texto de la exención en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y estimulará a otros países a respaldarla, agregó Tai.


Reconoció que las conversaciones tomarán tiempo y “no serán fáciles”, dada la complejidad del tema y el hecho de que la OMC, con sede en Ginebra, es una organización impulsada por sus miembros que solo puede tomar decisiones basadas en el consenso.

“En términos de cuán rápido la OMC puede cumplir, eso depende literalmente de que los miembros de la OMC, colectivamente, puedan cumplir, y por eso soy la primera en admitir que nos dirigimos hacia un proceso que no va a ser fácil”, declaró.

Añadió que detecta esa energía de la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, para “aprovechar esta oportunidad y ver de qué es capaz el organismo”.

Las acciones de Moderna., Pfizer y BioNTech cayeron tras esta noticia. Novavax, que también está desarrollando una vacuna contra el COVID-19, estaba igualmente a la baja.

La propuesta es rechaza por farmacéutica

La exención ha sido rechazada por los fabricantes de medicamentos, que dicen que el plan no es efectivo. Argumentan que pocos países tienen la capacidad de producir más vacunas, incluso si conocen las fórmulas.

Además, sostienen que hay un suministro mundial limitado de los materiales necesarios y la construcción de nuevas fábricas con la tecnología necesaria para producir las vacunas podría llevar años.

India y Sudáfrica, dos países que luchan por contener nuevos brotes del COVID-19, han instado a los miembros de la OMC a suspender temporalmente las reglas sobre los derechos de propiedad intelectual, argumentando que sería la forma más eficiente y equitativa de abordar la escasez de vacunas en los países pobres.

Estados Unidos no es el único país que hasta ahora se había resistido a apoyar la exención. La Unión Europea, el Reino Unido, Japón, Suiza, Brasil y Noruega también se resistían al impulso. No obstante, los partidarios de la exención argumentan que el liderazgo de Estados Unidos en el tema podría ayudar a influir en otros países que muestran resistencia. La aprobación de la exención se dará tan pronto como los Estados miembros logren llegar a un acuerdo.

“Dado lo que está en juego, esta es la mejor oportunidad para que la OMC pueda unirse y lograr algo que ayude a las personas y marque la diferencia”, dijo Tai.

A medida que en Estados Unidos avanzaban las vacunas y los brotes disminuían en las últimas semanas, demócratas progresistas y defensores de la salud pública presionaron a la Casa Blanca para que adoptara una postura, mientras que India, en particular, es víctima de crecientes muertes e infecciones.

Si bien legisladores progresistas, incluidos el senador Bernie Sanders y la senadora Elizabeth Warren, han presionado a la Casa Blanca para que apoye la exención, la industria farmacéutica ha argumentado que entregar tecnología de vacunas a China y Rusia perjudicaría su capacidad de competencia.

En abril, Tai pidió a la industria farmacéutica que hiciera sacrificios.

“Las profundas necesidades de nuestra gente en la pandemia actual brindan a estas empresas la oportunidad de ser los héroes que dicen ser y que pueden ser. Como gobiernos y líderes de instituciones internacionales, nos exigen los más altos estándares de coraje y sacrificio en tiempos de crisis. Lo mismo se le debe exigir a la industria”, expresó en una conferencia virtual en la OMC.