Mundo

Así serán las casas de los ricos... una vez que pase la pandemia

Piscinas, canchas de tenis, salas de cine, spas... son algunos de los lujos que millonarios de varios países del mundo buscan tener sin necesidad de salir de sus hogares.

El espacio es la prioridad número uno para los buscadores de bienes raíces en la era de la pandemia. Pero para los ricos, eso significa mucho más que otro dormitorio.

Canchas de tenis del tamaño para un campeonato (no necesariamente para jugar al tenis), un dormitorio en el ático que funciona como jardín y bodegas dignas de Instagram son solo algunas de las características que los agentes inmobiliarios dicen que los adinerados anhelan.

E incluso a medida que el lanzamiento de la vacuna se acelera, los expertos no esperan que el deseo en el extremo superior del mercado de una experiencia más similar a un centro turístico disminuya en el corto plazo.

“El COVID-19 ha hecho que la gente reevalúe la vida que quiere llevar”, dijo Michelle Ciesielski, directora de investigación residencial en Knight Frank Australia. “Esto no va a desaparecer”. Aquí hay un resumen de lo que está de moda en este momento en el mundo de alta gama:

Piscinas

Beber un martini junto a la piscina siempre ha sido una señal de buena vida. Y durante la pandemia, su atractivo ha aumentado, al menos para aquellos que son lo suficientemente ricos como para pagar una piscina en su patio trasero.

Desde 2015 hasta los primeros tres meses de 2020 (antes de que todos supieran lo que significaba el COVID-19), aproximadamente el 26 por ciento de las casas vendidas cada trimestre en Greenwich, Connecticut, uno de los lugares más ricos de los Estados Unidos, tenían una piscina. En los últimos 12 meses, eso aumentó a un promedio del 35 por ciento de todas las ventas en un trimestre, según Jonathan Miller, presidente de la firma de tasación Miller Samuel.

“Las piscinas definitivamente han sido un gran impulsor”, dijo Jason Friedman, que trabaja con Daniel Gale Sotheby’s International Realty y se especializa en la dorada costa norte de Long Island, Nueva York. Las personas que escaparon al área de la ciudad para rentar antes de la pandemia ahora pueden estar comprando, y las comodidades privadas, incluidas las de tipo acuático, son factores de atracción, comentó.

Canchas de tenis

En la soleada Australia, donde las piscinas han sido durante mucho tiempo esenciales para los ricos, son las canchas de tenis del tamaño para un campeonato las que ahora atraen compradores.

En 2020, las propiedades superprime con canchas de tenis se vendieron en promedio un 22 por ciento más que sus pares sin canchas, según la investigación de Knight Frank.

Sin embargo, toda esa demanda no es necesariamente impulsada por el deseo de mantenerse en forma o la pasión por el deporte.

“Es un gran espacio para que los niños jueguen y coloquen una carpa en el futuro para los cumpleaños 21 y 40”, dijo Adam Ross, quien se especializa en ventas de lujo en Sydney para Knight Frank. “Es una inversión preparada para el futuro”.

Habitaciones “interiores-exteriores”

No es solo el aire libre lo que se ha vuelto más importante para los agentes de bienes raíces de los adinerados.

Anna Czarnowska de Morpheus London, una firma de diseño residencial y hotelero de alta gama, dice que la demanda de espacios interiores que tienen un ambiente al aire libre está aumentando.

La petición más común durante el encierro fue el espacio multifuncional y los “diseños biofílicos”, un enfoque que intenta incorporar la naturaleza en el entorno construido, según Czarnowska. Su equipo utilizó esos principios al construir una habitación en el jardín para un ático en Chelsea Waterfront en Londres. Czarnowska considera que la tendencia continuará más allá de la pandemia.

“Incluso si volvemos a la normalidad, creo que el miedo a que estas cosas vuelvan a suceder permanecerá con nosotros durante mucho tiempo”, dijo Czarnowska. “Así que a todo el mundo le gustaría tener un hogar que sea multifuncional”.

Rickesh Patel, director de diseño de Morpheus, dice que también sigue viendo que los clientes piden esos espacios “interiores y exteriores”, especialmente en Londres, donde el espacio del jardín es un bien escaso. Los compradores de alto nivel, dice, han estado dispuestos a hacer sacrificios por ese ambiente de actividades al aire libre. Un cliente que quería maximizar la luz que entraba desde el exterior estaba dispuesto a perder alrededor de 150 mil libras (más de 206 mil dólares) en pies cuadrados para hacer espacio para un gran eje de luz, dijo Patel.

Todos los juguetes

Con tanto más tiempo en casa, lo que hay adentro ha ganado en importancia. En el nivel práctico, eso significa que los estudios para él y para ella (no solo los lavabos) tienen cada vez más demanda, dice Harri Williams-Jones, un consultor de desarrollo residencial de primer nivel para Savills London.

Las cosas no paran ahí. Los compradores adinerados también buscan comodidades como instalaciones de juego en salas de cine para adolescentes y spas privados.

“La pandemia acaba de catalizar las tendencias que ya estaban surgiendo”, dijo Williams-Jones. “No es necesariamente un cambio de paradigma absoluto, pero se centra más en el estilo de vida de las personas”.

Y no te olvides del vino. Lejos de ser algo que se guarde en el armario, ahora es una oportunidad de hacer una declaración arquitectónica con una habitación glamorosa.

Familia unida

Para los ultrarricos, ahora vale la pena pagar más por tener cerca a su familia. Eso significa casas lo suficientemente grandes para albergar a padres, abuelos e hijos, así como habitaciones para el personal, además de todos los demás juguetes de lujo y espacio al aire libre.

Las casas de campo al estilo de Downton Abbey, muchas de las cuales han estado en el mercado durante años, son de repente mucho más populares. El año pasado, por ejemplo, los compradores adinerados provocaron un aumento del mil 900 por ciento en las ventas de las fincas rurales británicas, que tienen espacio más que suficiente para todos los lados de la familia.

“El COVID fue realmente el catalizador, una excusa para reunir a toda la gran familia extendida e ir a un lugar increíble”, dijo David Forbes, presidente de Savills Private Office.

Isla paraíso

Al comienzo de la pandemia, se habló de un auge en las islas privadas del Caribe donde los ultrarricos podrían disfrutar de la playa.

Ahora se está produciendo una tendencia similar entre ellos. En Hong Kong, los agentes de alto nivel informan que los compradores que antes no hubieran soñado con mirar lejos de Central, el principal distrito comercial, están comenzando a buscar tranquilidad.

Will Robertson, director ejecutivo de Nest Property, dice que, particularmente para quienes rentan, las áreas más tranquilas de la ciudad, como Clearwater Bay o Sai Kung en New Territories, están creciendo en atractivo.

Además de ser una de las pocas áreas en Hong Kong donde puede comprar una casa independiente en lugar de un apartamento, se siente como un mundo lejos del ajetreado centro de la ciudad.

“La accesibilidad a las playas y las caminatas a menudo adquieren mayor importancia y los residentes se preocupan cada vez más por su salud y su entorno de vida”, dijo Robertson. “Estas áreas pueden ofrecer una vida de menor densidad”.

El otro beneficio es el precio. En los últimos dos meses, la casa más cara vendida en el vecindario de niveles medios se vendió por 17 mil 500 dólares por pie cuadrado, mientras que el precio más alto registrado en New Territories fue de solo cinco mil dólares por pie cuadrado, según datos proporcionados por Propiedad Nest.

Con la ayuda de Oshrat Carmiel.