Mundo

Alerta para EU: China podría superar su economía si no aumenta niveles de migración

Un estudio señala que aumentar la migración, mientras se mantiene la combinación actual de visas, daría como resultado un crecimiento del PIB.

Estados Unidos corre el riesgo de perder su estatus de economía más grande del mundo frente a China a finales de la década si no aumenta la inmigración legal, según un estudio publicado este miércoles por un grupo tecnológico que favorece la admisión de más trabajadores extranjeros.

El informe proyecta que la economía estadounidense será tres cuartas partes del tamaño de China para 2050 bajo las tendencias actuales de la población y los niveles de inmigración de Estados Unidos. FWD, un grupo de defensa de la inmigración fundado por líderes de la industria tecnológica, realizó el estudio junto con la Universidad George Mason.

El presidente Joe Biden está presionando para reformar las leyes de inmigración de la nación para hacerlas más “humanas”. Una propuesta que envió al Congreso aumentaría la cantidad de personas a las que se les permite obtener la residencia legal permanente cada año en casi 375 mil, según un estudio separado del grupo de servicios de inmigración Boundless Immigration.


Los republicanos han rechazado el enfoque de Biden y han culpado a la retórica y las políticas del presidente del reciente aumento en la migración irregular en la frontera suroeste de Estados Unidos.

La situación en la frontera también ha envalentonado a quienes apoyan la reducción de los niveles de inmigración. Argumentan que permitir más migrantes podría desplazar a los trabajadores nacidos en Estados Unidos a medida que la economía estadounidense se recupera de la pandemia.

“La inmigración se ha convertido básicamente en el eje de la política nativista y nacionalista, que en realidad se trata de una preocupación por poner a Estados Unidos en primer lugar”, dijo Justin Gest, coautor del estudio y profesor asociado en la Universidad George Mason. “Si miras los números aquí, la mejor manera en que podemos poner a Estados Unidos en primer lugar es dando la bienvenida a los recién llegados”.

El informe sostiene que sin más inmigrantes, la población estadounidense envejecerá en los próximos años a medida que el número de ancianos aumente a un ritmo más rápido que el de los adultos en edad laboral. El gasto de las prestaciones para los estadounidenses mayores, como el Seguro Social y Medicare, programa de seguro de salud del gobierno de los Estados Unidos para personas mayores de 65 años, corre el riesgo de superar los impuestos pagados por los trabajadores más jóvenes, argumenta el informe.


El informe dice que si bien los niveles más altos de inmigración por sí solos no garantizarían la solvencia del fondo fiduciario del Seguro Social, ayudarían a retrasar su agotamiento, ahora previsto para 2034, en un año o más, dependiendo de cuántas visas más se emitan anualmente.

Si los niveles de inmigración legal se duplicaran, se estima que 31 personas mayores vivirían en EU en 2050 por cada 100 personas en edad laboral en comparación con 37 bajo los niveles de inmigración actuales, muestra el estudio. Bajo ese escenario, se proyecta que el producto interno bruto del país aumente a 46.8 billones en 2050 en comparación con 49.9 billones para China. La economía de China no superaría a la de EU hasta más cerca de 2035.

El plan de Biden no es tan amplio. Aumentaría el número anual de tarjetas verdes que emite Estados Unidos en aproximadamente un 35 por ciento.

El informe dice que aumentar la inmigración mientras se mantiene la combinación actual de visas, que en su mayoría son familiares, daría como resultado un incremento mayor del PIB que si Estados Unidos permitiera la entrada de la mayoría de los inmigrantes a través de visas de trabajo. Esto se debe a que los inmigrantes que vienen a reunirse con sus cónyuges o familiares tienen más probabilidades de echar raíces en los Estados Unidos que los que vienen por trabajo.

Los grupos que favorecen niveles más bajos de inmigración argumentan que otorgar un camino a la ciudadanía a inmigrantes que ya están aquí ilegalmente, como lo hace el plan de Biden, presionaría a programas como el seguro social y Medicare al hacer que esos inmigrantes sean elegibles para recibir beneficios.